Ámame donde estas

Por Francis Frangipane


He descubierto que, al buscar a Dios, nuestros periodos más difíciles pueden transformarse en maravillosos irrumpimientos hacia el amor de Dios. Para mí, una de esas estaciones ocurrió durante los años 1979 a 1981. La asociación de Iglesias con la cual yo estaba alineado había caído bajo engaño espiritual. No solamente sus doctrinas medulares estaban más y más sembradas con influencias de la Nueva Era, sino que la inmoralidad había entrado sigilosamente, y líderes claves comenzaron a dejar a sus esposas por otras mujeres. No pude mas quedarme callado. Como resultado, en 1979 deje mi congregación en Detroit, Michigan, donde había pastoreado y viaje a las oficinas regionales de la organización en Iowa. Yo vine a suplicar por arrepentimiento, sin embargo, luego de reunirme con los líderes principales, se me pidió que abandonara al grupo.

Humildad más fe es igual a irrumpimiento

Por Francis Frangipane
(English)

Cuando imaginamos la idea de buscar a Dios con nuestros rostros inclinados, la imagen que viene a la mente es de postrados ante nuestro Padre celestial, y así debe ser. Nos acercamos a él con humildad abnegada. Como representantes de las naciones, estamos confesando a Dios nuestros pecados y los pecados de nuestras culturas, implorándole que extienda la misericordia y el perdón, pidiéndole que se mueva en Su compasión y sane nuestras tierras.

Sin embargo, en la humildad de nuestras almas, no descartemos la realidad y el poder de la fe. Porque sin fe es imposible agradarle a El (Hebreos 11: 1-6). Sí, inclinémonos,  pero también parémonos en fe, porque la mezcla de humildad y fe es una fragancia potente. 

Superando las ofensas



Por Francis Frangipane
(English)

Cuando estudiamos lo que Jesús enseñó, es obvio para mí que vino a hacer de nosotros alguien que “no se ofende”. Considere: Él dice que si alguien te hiere en la mejilla, le presentes también la otra (Lucas 6:29). Dijo que amasemos a nuestros enemigos y bendigamos a los que nos maldicen (Lucas 6: 27-28). Lo que realmente está haciendo es mostrarnos cómo un corazón de amor que no se ofende, supera toda adversidad. 

La palabra del día


Por Francis Frangipane
(English) 

Las siguientes citas son tomadas de algunas de las publicaciones del Pastor Francis de la semana pasada en Facebook. La mayoría provienen de sus escritos, aunque algunas son extractos de sus conferencias o de su curso en línea "Programade formación a imagen de Cristo". Si está interesado en el material del que se derivan estas citas, consulte www.frangipanehispano.org. Finalmente, para suscribirse a fin de recibir la cita diaria del pastor, vaya a MinisteriosFrancis Frangipane en Facebook y haga clic en "seguir". Puede también enviar su petición de amistad a FrancisFrangipane – Español (disponibilidad limitada).

________________________________________



Un cristiano no es tan solo una persona que va al cielo. ¿Un cristiano no debería ser también una persona que viene del cielo, con los dones, el poder

Una palabra para las mujeres de Dios

Por Francis Frangipane
(English)

Las oraciones de mi madre 
Conozco en forma personal el poder de las oraciones de una mujer: las de mi madre. Al final de la década de los sesenta, yo era un joven perdido que vivía en pecado y rebeldía. A juzgar por mi apariencia, era un caso perdido. Pero a pesar de las apariencias externas, mi amada madre católica se presentaba delante de Dios por mí. Yo me resistí, y a pesar de mi pecado, poder divino fue soltado a mi corazón a través de las oraciones de mi madre. El llamado de Dios comenzó a acorralarme. El clamor de mi madre  fue incesante e implacable; con frecuencia oraba por mí toda la noche. Estaba embarazada de oraciones por su hijo. En el año 1970 Dios finalmente le respondió, y durante el despertar del Movimiento de Jesús, vine a Cristo.

Años más tarde le pregunte al Señor por este avivamiento. Como usted sabrá, ha sido parte de mi misión ayudar a engendrar unidad y establecer movimientos de oración en las ciudades, cosas que siempre preceden a un avivamiento. Pero, hasta donde sabia, no había ninguna u oración que haya encendido el “Movimiento de Jesús”.

El lucero de la mañana


Por Francis Frangipane
(English)

El día del Señor, como la alborada de cualquier otro día del calendario, no irrumpirá abruptamente. No ocurre que esté oscuro a las seis menos un minuto y luego, repentinamente, brille la mañana al siguiente instante. El cielo nocturno gradualmente da paso a los nacientes rayos del sol. Aún antes de que el gran astro aparezca, el lucero de la mañana fielmente pregona la llegada del alba y anuncia al mundo todavía en tinieblas que la luz está por llegar.

Las Escrituras utilizan el cuadro del lucero de la mañana para representar referirse a la imagen  de la Iglesia al final de la era. Ciertamente, esta imagen bien muestra la realidad que nos espera.