Dios Te Toma en Serio

La gente entrega su vida a Jesucristo por muchas razones. Algunos necesitan sanidad física o emocional; otros están en busca de paz o perdón. Cualquiera sea nuestra condición, Dios nos encuentra en el valle de nuestra necesidad. De hecho, el Señor se revela al hombre como la respuesta del cielo a nuestras necesidades. El es un “padre” para los huérfanos y un defensor para las viudas. El incluso prepara “un hogar para los solitarios” y “conduce a los cautivos a prosperidad.”(Salmo 68:5-6 – Biblia de las Américas).

Dios usa nuestra necesidad para atraernos a Cristo. Aun así, la conciencia de nuestra necesidad reduce nuestra revelación de Dios, limitando Su actividad en nuestras vidas a los límites de nuestras luchas. Así, muchos cristianos nunca se despiertan espiritualmente al profundo llamado de Dios, el cual es obtener la semejanza a Cristo. Somos perdonados, sanados y bendecidos, pero experimentamos un techo en nuestro crecimiento espiritual.

A pesar de esto, el Espíritu de Dios permanece comprometido con nuestra transformación personal. Si nos despertáramos espiritualmente a la visión de la semejanza a Cristo, la atención de Dios se acercaría a nosotros de una forma singular y poderosa. Ciertamente, dos cosas ocurrirán, una, leeremos las escrituras con revelación; el trabajo de Dios nos hablara de manera mas profunda mientras descubrimos la razón por la cual existimos.

La segunda realidad que se desplegara es esta: nuestras vidas comenzaran progresivamente a enfrentar desafíos mayores. Vea, nosotros pensamos que tener un deseo sincero de ser como Jesús es en si mismo un logro, y lo es. Pero es solo el comienzo. Si somos serios acerca de nuestra transformación, Dios se vuelve serio en satisfacer nuestra búsqueda. Nos colocara en situaciones que están diseñadas para matar nuestra vieja naturaleza, forzándonos con frecuencia a la semejanza a Cristo simplemente para sobrevivir la batalla.

Considere los héroes que ha estudiado en la Biblia: cada uno de ellos enfrento conflictos antes de que alcanzaran cierto nivel espiritual, y con frecuencia experimentaron conflictos mayor después de haber disfrutado irrumpimientos importantes. Observe lo que experimento José antes de alcanzar su destino. O considere lo que David tuvo que conquistar antes de llegar a ser rey. Dios no tiene aprensión sobre probar nuestro carácter. Su meta es crear en nosotros la vida de Jesús mismo.

Considere lo que Jesús enfrento en el Rio Jordán. Primero, fue investido de poder por el Espíritu Santo. Podríamos pensar que esta investidura del Espíritu lanzaría a Cristo a Su ministerio público, pero en cambio fue llevado por el Espíritu al desierto. ¿Porque? La Biblia dice, “para ser tentado [o puesto a prueba] por el diablo.” Por cuarenta días Jesús ayuno y oro. Al final de este tiempo, esperaríamos un gran irrumpimiento espiritual, pero realmente ocurrió lo opuesto. De hecho, el primer ser espiritual que se le apareció a Jesús después de Su ayuno no fue Dios, sino el diablo.

El carácter de Cristo fue puesto a prueba por Satanás mismo tres veces. La mayoría de nosotros estamos familiarizados con la historia de Cristo en el desierto (Mateo 4:1-11), pero recuerde: Jesús enfrento estas tres tentaciones sin haber comido durante cuarenta días. En debilidad, la prueba fue mas intensa. He aquí lo que quiero enfatizar. Si nosotros somos serios acerca de nuestra transformación personal, prontamente nos daremos cuenta que cuando pasamos la prueba, la vida no necesariamente se vuelve más fácil. De hecho, lo que ocurre es que prontamente nos graduamos hacia algo más difícil. Y es aquí, en las pruebas más difíciles, que nuestra búsqueda por la imagen de Cristo es contestada.

Quizá estas enfrentando un conflicto que va mas allá de tu comprensión. Te preguntas, ¿“Porque estoy en esta batalla.? ¿Que he hecho para merecer este conflicto?”. Es posible que toda la razón del aumento en tu lucha espiritual es porque has orado, sinceramente, “Padre, yo quiero ser como Jesús”. Dios te toma en serio.


Francis Frangipane Derechos de Autor 2008
Todos los Derechos Reservados


ICIT En Español - Escuela en Línea
http://www.frangipanehispano.org/



 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario