La Última Gran Cosecha

(English)
En medio de ataques terroristas, flagrante rebelión y conflictos mundiales, ¿hay aun en el corazón de Dios un “gran despertar” que llevara a multitudes hacia Su reino? ¿O el futuro esta irreversiblemente cronometrado, avanzado segundo a segundo hacia conflictos catastróficos y condenación? Yo, por mi parte, estoy convencido que el corazón del Señor arde por las naciones. Creo que una estación de gran cosecha nos espera.

Es fácil ver el pecado y predecir condenación. Sin embargo, el hecho mismo de que Dios nos conceda el privilegio de la oración nos dice que Él desea que participemos con Él en la transformación de nuestro mundo. Ciertamente, aun cuando una nación aparenta estar completamente atrapada en la maldad, el corazón de Dios está buscando a alquilen quien “se pusiese en la brecha delante de [Él], a favor de la tierra.” El corazón de Dios es redimir, “no destruir” (Ezequiel 22:30).  Que tremenda revelación de la naturaleza de Dios, que si simplemente una persona abraza la transformación a semejanza de Cristo—si el o ella se paran en la brecha con inofendible intercesión—¡ese individuo puede alterar el futuro de una nación! Antes de pensar que estoy exagerando, tanto la Biblia como la historia secular nos dicen que ese es exactamente el caso. Personas individuales se han parado por sus familias, Iglesias, ciudades y naciones, y a través del tiempo Dios los ha usado para alterar el curso de la historia (ver Heb. 11; Ecl. 9:15).

La llave para desatar este gran poder de Dios es vivir la vida con un objetivo: obtener la semejanza a Cristo.  Todo en nuestro Programa a Imagen de Cristo (ICIT) esta diseñado en enfocar nuestra fe en Jesucristo. Las prioridades que presentamos, si se asimilan correctamente, capacitaran a cada uno de nosotros a poseer la verdadera transformación espiritual.

Nuestra visión en el Programa de Formación a Imagen de Cristo es capacitar y lanzar cientos de miles de pastores, líderes e intercesores a países a través del mundo en la imagen de Cristo. Estamos ingresando en la estación de nuestra mayor transformación; se acelera hacia nosotros. Dios quiere usarnos para alcanzar a nuestras familias, vecindarios y más. Pero primero El deber renovar y transformar nuestros corazones. No dude que el Espíritu de Dios puede hacer una obra profunda y total en usted. Al final de los tiempos, el Señor ha prometido que Su obra de levantar personas y alcanzar naciones será cumplida “muy pronto. . . en todo el mundo” (Rom. 9:28 DHH).  Aliéntese. El asegura que a su tiempo” hara que nuestra transformación sea “cumplido pronto” (Isa. 60:22).

-- adaptado de ICIT Nivel I
 Por mas informacion www.frangipanehispano.org




~~~~~~~~

Siéntase en libertad de re enviar este mensaje; el reconocimiento de nuestro sitio en la red será grandemente apreciado. 
Acuerdo de Reimpresión
Su interés en duplicar y re enviar este material es un gozo para nosotros. Solo le pedimos que provea la información del sitio en la red de los Ministerios Francis Frangipane. Como única excepción si el artículo es en realidad un extracto de un libro publicado por otra editorial. En este caso ellos nos han pedido ser nombrados como referencia. Finalmente, cualquier pregunta sobre las enseñanzas de Francis Frangipane puede ser enviada a mensajes@frangipanehispano.org

Francis Frangipane Derechos de Autor 2011
Todos los Derechos Reservados
Traducción y Edición Gabriela Rabellino



No hay comentarios.:

Publicar un comentario