La Vara de Dios

(English)
Imagine un personal o “staff” de Iglesia donde la visión primaria de cada uno sea alcanzar la semejanza a Cristo. Imagínese trabajar con este grupo de personas: no solamente cumple cada uno sus responsabilidades sino que buscan con ahínco la humildad de Cristo. Cuando ven algo mal o defectuoso, no se tornan en acusadores. Antes bien, ellos cubren la necesidad con una vida de oración redentora como la de Cristo; ellos se corrigen unos a otros cuando es necesario, en el amor y la mansedumbre de Cristo. Ellos están comprometidos a poseer una inofendible unidad en sus relaciones, tanto con quienes ellos sirven como con quienes les sirven a ellos.  ¿Tiene usted alguna duda de que con tal equipo Dios puede cambiar al mundo?

Antes que usted diga que esto es imposible, permítame decir que en realidad estoy describiendo a mi equipo pastoral durante los años anteriores a mi jubilación. La clave ha sido su participación en el Programa de Formación a Imagen de Cristo. Mientras ninguno era perfecto, y aun fue necesario combinar dones individuales con las necesidades ministeriales, la visión que impulsaba a cada uno era realmente volverse como Cristo.

En Tiempos Antiguos
De acuerdo al diccionario, un “staff” es “un grupo de asistentes a un gerente, ejecutivo, u otra persona en autoridad” (El Diccionario Americano Heritage). Originalmente, no obstante, un “staff” no era un equipo de gente, sino una rama fuerte y derecha cortada de un árbol. El propósito de esta vara era soportar y dar estabilidad, y se utilizaba también como arma para proteger a quienes viajaban. A partir de este simple origen, podemos comprender mejor la evolución de la palabra “staff” y como llego a representar a aquellos que respaldan a un líder. De la misma manera que esta vara proveía fortaleza, estabilidad y protección, así un líder debe encontrar las mismas cualidades en aquellos quienes sirven como su “staff.”


Por supuesto, cuando hablamos de las relaciones entre el “staff” y el líder, mi enfoque principal es el liderazgo en el reino de Dios. Efesios 4:11-13 dice que el Señor designa individuos para servir a Su pueblo. La idea de que de alguna manera no se necesitan líderes en el reino de Dios es una reacción a los fracasos y abusos del pasado.  Lo que necesitamos son líderes piadosos y humildes, no líderes abusivos y que se gratifican a sí mismos.  Necesitamos individuos cuyo trascendente objetivo es la conformidad personal a Cristo. Tales líderes deben ser respaldados por individuos quienes puedan trabajar con y también bajo, líderes puestos en autoridad.

Increíble Poder en un Equipo de Dios.
El beneficio de un equipo o “staff” de Dios es profundo; es un principio para soltar el poder de Dios en una iglesia. ¿Recuerda cuando el Omnipotente se le apareció a Moisés en la zarza ardiente?  El Señor le dijo a Moisés que soltara la vara al piso. Inmediatamente, la misma se torno en una peligrosa serpiente de la cual Moisés huyo. En vez de ser para Moisés una fuente de protección, su vara se volvió en una amenaza.  He aquí mi primer puntualización: si un equipo o “staff” no ha sido tocado por Dios para servir a un líder en particular – si aun da lugar a los celos y a la ambición egoísta (ver Santiago 3:16) – entonces tiene la capacidad de volverse de pronto en una serpiente, con lengua que despide veneno.


Sin embargo, en esta historia el Señor le dijo a Moisés que recogiese la serpiente, y al hacerlo, volvió a ser una vara (en ingles “staff”). Cuando nosotros dejamos a nuestro equipo o “staff” a los pies de Dios, el mismo será diferente una vez que el Señor nos diga que lo levantemos, y esta es mi principal puntualización. Cuando Dios le entrega el equipo que El ha elegido, habrá poder sobrenatural acompañándolo. De hecho, escuche lo que el Señor le dijo a Moisés: “Y tomarás en tu mano esta vara con la cual harás las señales” (Ex. 4:17).

El Espíritu Santo puso una unción no solamente sobre Moisés, sino sobre su vara (en ingles “staff”) – ¡y fue con su vara que obro milagros! Repetidamente, la liberación de los israelitas de manos de Egipto no provino solamente de Moisés, sino que Dios soltó milagros, señales y maravillas por medio de la vara de Moisés. Moisés golpeo las aguas con su vara y la movió hacia el cielo; la vara fue el instrumento a través del cual el poder divino se manifestó.

Y no solamente eso, sino que a partir de ese momento la vara (en ingles “staff”) de Moisés fue llamada por nombre. Fue llamada la “vara de Dios” (Ex. 4:20; 17:9). ¡Es mi oración que esto sea una revelación a su Corazón! No es suficiente para un hombre o una mujer de Dios ser ungido--- su equipo o “staff” debe volverse en la vara de Dios. Es aquí, en la unidad de Cristo, donde el equipo de Dios atrae las más grandes bendiciones y el poder.

~~~~~~~~~~~~~~

Siéntase en libertad de re enviar este mensaje; el reconocimiento de nuestro sitio en la red será grandemente apreciado.



Acuerdo de Reimpresión
Su interés en duplicar y re enviar este material es un gozo para nosotros. Solo le pedimos que provea la información del sitio en la red de los Ministerios Francis Frangipane. Como única excepción si el artículo es en realidad un extracto de un libro publicado por otra editorial. En este caso ellos nos han pedido ser nombrados como referencia. Finalmente, cualquier pregunta sobre las enseñanzas de Francis Frangipane puede ser enviada a mensajes@frangipanehispano.org.





Traducción y Edición Gabriela Rabellino





Pídeme

(English)

Vivimos en tiempos sin precedente .Desde el primer siglo no se habían cumplido tantas Escrituras en una sola generación. Cada palabra que se revela derriba otro monte; y levanta otro valle. En verdad, el camino está siendo preparado para el regreso de nuestro Rey a éste mundo.
 
La Gran Rebelión
El Señor nos advirtió que, durante los últimos tiempos, “muchos correrán de aquí para allá, y la ciencia se aumentará” (Daniel 12:4).Comparemos nuestros tiempos con cualquier otro en la historia: 
No solamente estamos viajando más lejos y con más frecuencia, sino que lo hacemos en un mundo inundado con conocimiento creciente. Ha sido nuestro privilegio el contemplar el regreso de Israel a su tierra. (Ver Jeremías 16: 14-15), y nuestra desdicha el vivir cuando “la tierra es......contaminada bajo sus moradores” (Isaías 24:5). 
Parece como si Jesús estuviera leyendo un resúmen de noticias de años recientes, Sus profecías de hace dos mil años describen claramente nuestros tiempos .Por lo tanto, estamos en la obligación de discernir de una manera certera el significado de los tiempos en los cuales vivimos. De hecho, de todas las profecías cumplidas en nuestros tiempos, una profecía en particular tiene implicaciones inmediatas, la “apostasía”.
 
Pablo nos advirtió” Nadie os engañe en ninguna manera; porque no vendrá sin que antes venga la apostasía, y se manifieste el hombre de pecado, el hijo de perdición.
(2 Tesalonicenses 2:3)
 
La apostasía se describe tradicionalmente como un tiempo en el cual muchos se desviarán silenciosamente de su verdadera fé en Cristo. Dependiendo de su punto de vista específico, en algún momento antes o después de la apostasía se producirá el rapto. Sin embargo, el concepto de apostasía simplemente como desviarse es incompleto. La palabra original en griego para apostasía cuando se utiliza en la literatura griega significa “una rebelión política “. De esto, podemos entender que la apostasía al final de los tiempos no es solamente un tiempo de un compromiso moral profundo; es un tiempo de desafío, agresión como de guerra, una insurrección política contra las leyes de Dios. 
La interpretación de apostasía, no es un punto de vista aislado. Las diferentes versiones de la biblia NIV, RSV, TEV, Phillips y NEB describen todas ellas a la apostasía como “la rebelión”. La versión LB interpreta la apostasía como la gran rebelión, mientras que la versión JB le asigna el nombre de “La Gran Tribulación” .Así como vemos el cumplimiento de muchas otras profecías, observemos cuidadosamente lo siguiente; La humanidad ha entrado en una era de sublevación categóricamente abierta, una rebelión y apostasía contra los estándares morales de Dios. 
Actualmente, estamos viendo una rebelión a gran escala contra los valores morales. De hecho, ésta descarada situación tiene su nombre desde 1960: la revolución sexual. Y, al decir revolución, es exactamente eso. Nuestros estándares morales no tan solo han sido desafiados, sino que han sido reemplazados por un a-estándar, un estándar que busca promover cada pecado desde la obscenidad hasta la homosexualidad y la brujería.  
Todos aquellos atrapados en éste amotinamiento contra la moralidad, desafían audazmente el dominio de Dios sobre nuestra nación. Ellos argumentan que el único estándar que los Americanos tienen es el estándar de la libertad individual. Desde su punto de vista, la libertad misma es el “dios” que reina en América, con la auto- indulgencia sentada a la mano derecha de la libertad. 
Aun así, Jesús quiere a ésta nación. Aunque la apostasía ciertamente se intensificará, debemos recordar que es solo una de muchas profecías la que se está revelando en nuestros tiempos. La misma Palabra Divina que nos previene acerca de la gran tribulación también determina que el reino de Dios desmenuzará y consumirá a todos estos reinos. (Ver Daniel 2:44) 
Todavía la maldad madurara hasta una rebelión total, pero lo bueno también está madurando tornándose hacia la semejanza de Cristo (ver Mateo 13:40-43; Juan 17:22-23) La apostasía revelará la naturaleza de Satanás, pero la iglesia verdadera pondrá de manifiesto la verdadera naturaleza de Cristo! Jesús no solamente vendrá en los cielos , en aquel día viene para ser glorificado en Sus santos ,y ser admirado entre todos los que han creído.( 2 Tesalonicenses 1:10) Lo que parece ser la hora de Satanás , llena de obscuridad y rebelión , es simplemente la oportunidad para que la gracia abunde en la iglesia para la gloria de Dios!. 
¡Sentado con Cristo! 
El salmo dos, tal vez más que cualquier otro texto en la Biblia, refleja de una manera muy certera el espíritu de nuestro tiempo. De hecho, también describe nuestra respuesta correcta al audaz avance de Satanás .A pesar de que fue citado por la iglesia primitiva (ver Hechos 4:25-26), Dios ha programado su cumplimiento total para el fin de ésta era. 
¿“Porqué se amotinan las gentes, y los pueblos piensan cosas vanas? Se levantarán los reyes de la tierra, Y príncipes consultarán unidos Contra Jehová y contra su ungido, diciendo: Rompamos sus ligaduras, Y echemos de nosotros cuerdas. (Salmo 2:1-3)
Aunque la “rebelión se manifiesta a si misma de muchas maneras en todo el mundo, ciertamente muchos de nuestros lideres en América, de manera conjunta, han estado consultando unidos “en contra del Señor “en sus recientes decisiones. Lo vemos en la protección legal otorgada al movimiento homosexual y en la protección que se dió a la música de rock satánica. Otra vez, nuestras leyes contra censura, como armadura blindada, toman su lugar en contra del Señor dirigiendo la perversidad de nuestra industria del entretenimiento .El grito de aquellos en rebelión golpea implacablemente sobre las cadenas de limitaciones morales! 
Esta rebelión contra Dios no ha pasado desapercibida en el cielo. Está El Todopoderoso confundido? Acaso el temor por los eventos recientes ha comprimido el corazón del Señor? No. El salmo continúa, “El que mora en los cielos se reirá; El Señor se burlará de ellos .Luego hablará a ellos en su furor, Y los turbará con su ira “. (Salmo 2:4-5). 
El Señor se ríe de la insensatez de aquellos en rebelión, de que ellos imaginen que el juicio de Dios no los va a alcanzar. Usted se pregunta, entonces porqué, detiene el Señor el juicio final? El Señor espera por nosotros, Su iglesia. Ya que mientras que el mundo demanda y recibe al reino de las tinieblas, el objetivo de la iglesia que ora debe ser el reino de los cielos .Ya ve, todas las profecías serán cumplidas, aquellas concernientes al mal y aquellas concernientes al bien. El Señor se ha propuesto tener una “novia sin mancha o arrugas “y un reino de trigo sin cizaña. La transformación de la iglesia se cumplirá tan ciertamente como el incremento de la ciencia, el regreso de Israel y la apostasía misma.  
Así que, con gran temblor y temor santo, debemos revisar lo que Dios nos ha prometido! Recordemos que el Señor no está solo en los cielos .De acuerdo a su palabra estamos sentados a su lado en los lugares celestiales. (Ver Efesios 2:6).Es tiempo de que nuestra identidad como cristianos cambie. Nuestras nacionalidades solo definen nuestro estatus de embajadores; nuestra verdadera nacionalidad está en los cielos (ver Filipenses 3:20) Y si Dios está riéndose de la burla de aquellos que se amotinan en rebelión, nosotros también, como suyos que somos, compartamos su confianza!  
Así, El nos manda que estemos junto a El durante el cumplimiento de su propósito. El requiere de nosotros no tan solo que vivamos sin miedo sino también que permanezcamos en oración por todas esas naciones que lo están desafiando. Escuchen de nuevo a este Segundo Salmo, porque en el mismo contexto de la rebelión mundial contra El, deja sentado el más extraordinario discurso.  
“Pídeme, y te daré por herencia las naciones, y como posesión tuya los confines de la tierra “(Salmo 2:8). Esta petición tiene poco que ver con la bondad de la iglesia, pero todo que ver con la virtud de Cristo y el amor del Padre hacia El. Observa a tú alrededor: Cuando yo apenas vine a Cristo en 1970, las iglesias en América estaban profundamente divididas o mejor dicho frías en la oración organizada. Actualmente, los líderes de las diferentes denominaciones están trabajando juntos, más de un cuarto de millón de iglesias Americanas están caminando hacia una unidad más profunda y una oración mayor por ésta nación. Jesús le ha pedido al Padre por los Estados Unidos, y como respuesta a ello es que el movimiento de oración ha nacido. 
Como la Iglesia de Cristo, no merecemos un avivamiento nacional, pero Jesús sí! Como Sus representantes, en Su nombre pedimos al Padre por ésta nación ¡Más que una expresión de fé, nuestra oración es un acto de obediencia: Se nos ha ordenado pedirle a Dios por las naciones. 
Por consiguiente, mientras que el maligno se esfuerza hacia un rechazo total a Dios, cuando sus palabras de burla llenan el aire con maldiciones , la promesa que no cambia de Dios a su Hijo , y a su Iglesia como el cuerpo de Cristo es, “ Pídeme , y te daré las naciones “! Mientras la violencia, las religiones de la Nueva Era, y la brujería florecen en las escuelas, pídele a Dios por ésta nación .Mientras todos los controles son quitados de la industria del entretenimiento, pídele a Dios por ésta nación! Mientras que la perversidad se viste de normalidad, pídele a Dios por América ¡Mientras que el aborto total y parcial y las pastillas para abortar permanezcan protegidos por las leyes, pídele a Dios con confianza, con audacia, con fe por nuestra tierra.  
El que mora en los cielos, ríe. Así que, pongamos a un lado el desaliento, arrepintámonos de nuestras preocupaciones. Mientras más aceptemos nuestro papel en el plan divino, más nos reiremos de los planes de los enemigos. La fé que implacablemente pide a Dios, complace a Dios. 
Ahora, mientras la plenitud de los tiempos se revela, mientras el mundo a nuestro alrededor se viste a si mismo en cumplimientos proféticos, dejemos de lado la incredulidad; arrepintámonos de habernos dado por vencidos. Porque éste es el tiempo de pedir audazmente a Dios. El nos ha prometido que El nos dará las naciones como una herencia a Cristo!
Oremos:
Señor Jesús, cuan bendecidos somos de que mientras el mal madura hacia una completa rebelión, Tu iglesia madura hacia la plenitud de la imagen de Cristo .Enséñame a orar por mi herencia , mi nación .Úsame para pararme en la brecha mientras mi gente se vuelve Tu gente.
 
Adaptado del Programa ICIT


~~~~~~~~

Siéntase en libertad de re enviar este mensaje; el reconocimiento de nuestro sitio en la red será grandemente apreciado.

Acuerdo de Reimpresión
Su interés en duplicar y re enviar este material es un gozo para nosotros. Solo le pedimos que provea la información del sitio en la red de los Ministerios Francis Frangipane. Como única excepción si el artículo es en realidad un extracto de un libro publicado por otra editorial. En este caso ellos nos han pedido ser nombrados como referencia. Finalmente, cualquier pregunta sobre las enseñanzas de Francis Frangipane puede ser enviada a mensajes@frangipanehispano.org.

Traducción y Edición Gabriela Rabellino

www.frangipanehispano.org
~~~~~~~~~~~
Nos complacemos en ofrecer esta especial oferta - Titulos del Pr. Francis a precios inigualables. - Cantidades Limitadas – Oprima aqui.






El Amor conlleva Dolor

Asher Intrater es el líder principal de una congregación Mesiánica en Israel. Sus perspectivas y revelaciones son altamente estimadas en la Tierra Santa y más allá. Es asimismo amigo personal del Pastor Frangipane. Nuestro ministerio está muy comprometido tanto con Israel como con la emergente iglesia allí. Para más información sobre el ministerio de Asher, visite por favor su sitio en la red: www.revive-israel.org.

El Amor conlleva Dolor
Por Asher Intrater
(English)

El amor es el valor mas elevado en el reino (1 Corintios 13:13). Es la motivación central de todos los mandamientos (Marcos 12:30-31). Es el de Dios mismo (1 Juan 4:8). Es la motivación detrás de la misión de vida de Jesus (Juan 3:16).  Y conlleva dolor.

El amor conlleva una relación, que a su vez involucra a otro ser humano. Todos nosotros, los seres humanos creamos problemas. Pecamos. El pecado daña a otras personas. Si amamos a la gente, tenemos que lidiar con el dolor que causa el pecado.

Yo tengo maravillosas, queridas y fieles relaciones con gente de todos los ámbitos – matrimonio, familia, trabajo, congregación, socios y amigos. Aun así todas ellas conllevan dolor. Fidelidad y paciencia significa soportar el dolor de las relaciones durante un largo periodo de tiempo.  La belleza del amor es digna del dolor que conlleva, pero tiene un precio. El dolor es el precio del amor.

Romanos 15:1 - Así que, nosotros los que somos fuertes, debemos sobrellevar las flaquezas de los débiles

1 Corintios 12:26 - Y si un miembro sufre, todos los miembros sufren con él.

1 Corintios 13:7 - todo lo sufre,… todo lo soporta.

Gálatas 6:2 - Llevad los unos las cargas de los otros.

Efesios 4:2 - soportándoos unos a otros en amor.

El dolor de relaciones queridas llega en diversas dimensiones. Primero padecemos el peso cuando aquellos con quienes tenemos una relación son débiles. Ellos no pueden hacer todo lo que deberían, por tanto nosotros necesitamos cubrir la diferencia. No hay aquí un daño intencional. Es más un peso que un dolor.

 La segunda dimensión es que indirectamente sentimos el dolor de otros. Jesus lloraría durante Su tiempo diario de oración (Hebreos 5:7) al sentir el sufrimiento de otros. Pablo (Saulo) dijo que el sintió el sufrimiento de aquellos en las congregaciones bajo su autoridad. Este dolor es un dolor spiritual; no su propio dolor. Es la sentida identificación de compasión e intercesión.

La tercera dimensión del dolor es cuando alguien a quien usted ama lo lastima. Aquí el dolor es mas directo. La profundidad del amor es la intimidad. La intimidad exige sinceridad. La sinceridad genera vulnerabilidad. Esto significa que usted puede ser lastimado o herido. Cuando somos lastimados, tenemos la gracia de Jesus que nos ayuda a perdonar, pasar por alto, comunicar y recibir sanidad.  Aun así el proceso duele.

Jesus padeció el dolor de la crucifixión para mantener una relación con nosotros. Nuestro pecado y Su amor causaron el dolor. Desafortunadamente, nosotros todavía le estamos generando dolor.  El nos perdono en la cruz. El continúa perdonándonos hoy.

Colosenses 3:13-14 - soportándoos unos a otros y perdonándoos unos a otros, si alguno tiene queja contra otro; como Cristo os perdonó, así también hacedlo vosotros. Y sobre todas estas cosas, vestíos de amor, que es el vínculo de la unidad.

Estamos Llamados a seguir las pisadas de Jesus. Nos comportamos como El lo hizo en la cruz. Como El nos perdono, perdonamos nosotros a otros. El pago el precio para continuar en relación con nosotros. El padeció dolor a fin de amarnos. Nosotros padecemos dolor a fin de amar a otros. Caminamos por fe en el tipo de sacrificado amor que Jesus tuvo por nosotros.

~ ~ ~ ~ ~ ~ ~ ~ ~



El nuevo y tan esperado libro de Asher, "Who Ate Lunch with Abraham?"  ha llegado. El mismo analiza las apariciones de Jesus como el Angel del Señor en la Ley y los Profetas, a través del libro de Apocalipsis. Le garantizamos que este libro le inspirara y desafiara su entendimiento de la naturaleza eternal de Jesus el Mesías y la progresiva revelación de la Biblia en su conjunto.
La idea principal de este libro fue desarrollada no solamente en años de estudio de los textos Hebreos, sino también en experiencias reales de una vida de compartir el evangelio con los Judíos Ortodoxos en Israel. (Sin mencionar una cantidad de oración e intercesión.)
No se lo pierda. Cómprelo para usted y envíelo a sus amigos. Para comprar directamente en Revive-Israel oprima aquí.
Disponemos de una oferta especial única de compras por cantidad: 10% de descuento para pedidos de 10; 20% de descuento para órdenes de 20; 30% de descuento en órdenes de 30 unidades. Por información especial sobre cantidades, directamente de Revive Israel oprima aquí.
Nota Importante: Aun no disponible en idioma Español.



~~~~~~~~


Siéntase en libertad de re enviar este mensaje; el reconocimiento de nuestro sitio en la red será grandemente apreciado.

Acuerdo de Reimpresión
Su interés en duplicar y re enviar este material es un gozo para nosotros. Solo le pedimos que provea la información del sitio en la red de los Ministerios Francis Frangipane. Como única excepción si el artículo es en realidad un extracto de un libro publicado por otra editorial. En este caso ellos nos han pedido ser nombrados como referencia. Finalmente, cualquier pregunta sobre las enseñanzas de Francis Frangipane puede ser enviada a mensajes@frangipanehispano.org.


Traducción y Edición Gabriela Rabellino

www.frangipanehispano.org

El Futuro de America: Cristo o Caos

(English)
Hay una raza elegida. Sin embargo, esta raza no es nacida de identidades étnicas o de orgullo carnal; su origen es celestial. Es spiritual y sus ciudadanos proceden de “toda tribu, lengua y nación” (Apoc. 5:9). Individuos que han sido comprados por el Cordero de Dios y que ahora están unidos por Su sangre. Su patria es el Cielo, y en su amor por cada uno, ellos presentan a Cristo como la respuesta de Dios para sus divisiones y conflictos étnicos.

El Éxodo de los Gentiles
Mientras que el regreso de los Judíos a Israel en el siglo pasado fue el éxodo mas notable, no es la única Restauracion de razas étnicas en años recientes De hecho, la restauración de Israel es sólo una de decenas de culturas resurgiendo en el mundo hoy, cada uno tratando de ser definido por los mejores aspectos de su patrimonio.


En este “Éxodo Gentil,” las naciones no solamente están regresando a sus identidades nativas sino, como Israel, muchos están asimismo reclamando el regreso de sus patrias. Desde el cese del colonialismo en África, Asia y los países de Oriente Medio a la aparición de decenas de pueblos étnicos en la caída del comunismo, los países están volviendo a sus orígenes étnicos.

Yo creo que este deseo de regresar es, en parte, el resultado de un decreto divino. El Señor dice en Sofonías, “mi decisión es reunir a las naciones, juntara los reinos… '' (3:8). La separación de Checoslovaquia en dos grupos étnicos y la Restauracion de Alemania en una nación no fueron simplemente decisiones políticas; fueron el cumplimiento de un decreto de arriba.

 Nunca en la historia ha habido un tiempo cuando las naciones y los pueblos fueron tan universalmente atraídos a sus distinciones ancestrales.  Increíblemente, desde la Segunda Guerra mundial ha habido más de 100 nuevas republicas establecidas, el sesenta por ciento del total de naciones. Muchas de las cuales fueron aseguradas mediante guerras y derramamiento de sangre. En los últimos cincuenta años mas identidades nacionales y fronteras fueron remplazadas que por durante todas las anteriores guerras en la historia.

Aun así, despertándose simultáneamente con estas nuevas naciones, como si las ocupaciones extranjeras fueran un sueno en la noche, hay odios y conflictos.  Y donde los pueblos vecinos han ocupado el mismo territorio en diferentes épocas, como con la división en Yugoeslavia, es donde los fuegos de los confortamientos étnicos y raciales son peores.

 Jesus advirtió a Sus discípulos sobre este día, diciendo, “nación se levantara contra nación” (Mat. 24:7). Así, no debe ser ninguna sorpresa que, en el idioma original de las Escrituras, la palabra griega para "nación" es etnia, de la que deriva nuestra palabra étnicos. Cristo auspicio que conflictos étnicos, guerras y violencias raciales alcanzarían niveles sin precedentes durante la consumación de esta era.

América: Una Nación de Naciones
No es difícil imaginar un tiempo en el futuro cercano cuando revueltas raciales irrumpan nuevamente en las ciudades de los Estados Unidos. Con seriedad démonos cuenta que sin un avivamiento Cristiano puro (no simplemente tradiciones cristianas, sino valores celestiales eternos), nunca Habrá soluciones duraderas para la injusticia racial antes de la venida de Jesus. De hecho, el Señor advirtió sobre estos días. El dijo que “nación se levantaría contra nación”- grupos étnicos contra grupos étnicos. Recuerde también: América, la tan llamada “crisol” de los mundos, en realidad es una nación de naciones.


Sin embargo, hay algo que no debemos hacer, es permitirnos ser movidos por miedo o incredulidad.  Aumento de guerras, anarquía y conflictos étnicos son señales que indican algo más significativo que ellos mismos. Jesus dijo, “Así también vosotros, cuando veáis que suceden estas cosas, sabed que está cerca el reino de Dios” (Lucas 21:31). Ciertamente, la turbulencia que vemos en el mar de la humanidad es causada por una tormenta en los lugares celestiales: ¡El Reino de los Cielos se ha acercado! Las señales a nuestro alrededor en realidad son efectos de una confrontación entre el Reino de Dios y el campo del infierno.

Y mientras que los pueblos luchan por sus identidades ancestrales, de igual manera hay otro pueblo tomado de cada nación, tribu, lengua, quienes, en sus corazones y mentes, están regresando a su patria: el Reino de Dios. Porque mientras gran presión se ejerce sobre las naciones para exaltar sus etnicidad, así también hay en la verdadera iglesia un verdadero regreso a la pureza y a nuestros orígenes en Cristo.  Como ningún otro momento en la historia, nuestra identidad en Cristo debe ser mayor, de más peso y más real para nosotros que cualquier conexión natural que tenemos en el mundo.

Recuerde, fue en este exacto contexto de agitación internacional que Jesus dijo, “Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin” (Mat. 24:14).

¿Por qué Jesus habló del Evangelio del Reino siendo predicado al final de los tiempos? La respuesta es al menos doble. Primero, proclamamos el reino porque en verdad se acercara. Dios en Su gran misericordia va a dar a todas las naciones una última legítima oportunidad de elegir, no simplemente entre la iglesia y el mundo, sino entre el Cielo y el infierno.  Se les dará un “testimonio…” del cielo... y entonces vendrá el fin.”  Aquellos quienes clamen al Señor se volverán parte de la Gran Cosecha.  Aquellos quienes Lo rechacen, no obstante, se endurecerán tanto que ellos mismos se ganaran la ferocidad de la ira de Dios.

El segundo motivo del Señor en llamar a la proclamación de Su reino es separar a Su pueblo de la violencia étnica. El busca sacarnos de nuestra individual mentalidad étnica hacia la vida eterna de Su reino. Porque el reino de Dios carece de racismo ni orgullo cultural.  En verdad, si los cristianos de entre los grupos étnicos oponentes se humillaran y se unieran en oración; si, en vez de permitir la escalada de ofensas, confesaran sus pecados y se perdonaran mutuamente, se preservarían a ellos mismos y a sus comunidades durante este tiempo de gran agitación.

Es vital que nosotros, como la iglesia de Cristo, regresemos a lo que Jesus llamo el “Evangelio del Reino.”  ¿Cual es este mensaje?  Es la enseñanza de Cristo. Es más penetrante que nuestro típico mensaje de salvación. El Evangelio del Reino crea discípulos, no simplemente convertidos.  Es mas exigente que el evangelio de la prosperidad; porque este, verdaderamente, nos costara todo.  Pero mientras el Evangelio del Reino exige más, da más. Porque es el evangelio como lo vivió Jesus – lleno de poder, amor y reconciliación. Y sus “buenas nuevas” no son que algún día iremos al Cielo, sino que este día el Cielo está viniendo a nosotros.

Una Respuesta para el Choque de las Etnias
Las presiones que en última instancia, empujaran al mundo a aceptar el anticristo y su gobierno no van a erradicar el origen étnico de los pueblos. Bajo la superficie de un gobierno mundial, las culturas étnicas permanecerán intactas y en conflicto unas con otras. Este es un juicio sin fin que Dios mismo pronunció frente al primer intento de la humanidad de unidad étnica: la antigua Babilonia. Dios  decretó que, sin unidad con El, los hombres no se “entenderían” unos con otros…” (Gen. 11:7).


Hay demasiadas heridas, demasiados antiguos conflictos sin reconciliación, tan larga historia de injusticia, odios y miedos en la humanidad para unirse sin el perdón de Cristo.  Al describir estos últimos días, especialmente el ultimo reino en la tierra, Daniel revela un hecho intrigante: “será un reino dividido.” Y aunque dividido, “se mezclarán mediante simiente humana; pero no se unirán el uno con el otro” (Dan. 2:41,43).

El dijo, “se mezclaran mediante simiente humana.” Al fin de los tiempos, los asuntos étnicos continuaran impulsando a la humanidad hacia remedies extremos, incluso uniendo la simiente humana (¿ingeniería genética?). La palabra simiente significa “cría, familia, raza.” Los humanistas harán todo lo posible para lidiar con las crisis étnicas; pero, según Daniel continua, “No se unirán el uno con el otro.”

 No habrá una perdurable solución para ofrecer a los problemas étnicos y raciales de la humanidad separados de Cristo en el Reino de Dios. Pero Daniel tenía más que decir respecto al futuro.  Directamente conectada a esta profecía del dividido reino del hombre, Daniel también revelo que “En los días de estos reyes, el Dios del cielo levantará un reino que jamás será destruido, y este reino no será entregado a otro pueblo; desmenuzará y pondrá fin a todos aquellos reinos, y él permanecerá para siempre" (Dan. 2:44).

Daniel hablo de un tiempo sin precedentes al final de la era, un tiempo cuando el pueblo de Dios se mostrara fuerte y actuara.  Ambos, Jesus y Daniel hablan del Reino de Dios comenzando a manifestarse mientras el mundo experimenta conflictos étnicos y geográficos.

A Medida que la Iglesia se convierte en el Reino de Dios
Antes de que gastemos otros trillones de dólares en problemas étnicos irreconciliables, nosotros, la iglesia, necesitamos posicionarnos como agentes de redención y sanidad, como es revelado en el Reino de Dios.


Admito, no todas las unidades son nacidas de Dios. Para algunos, la unidad significa vaciar su fe de las verdades fundamentales del mensaje Cristiano. Nosotros no queremos unidad sin fe. Pero hay un ámbito al cual Pablo describe como mantener “la unidad del Espíritu… hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe” (Efesios 4:3, 13). Y en el proceso de edificación y sanidad que está teniendo lugar entre los líderes, podemos extender gracia mientras nos sujetamos unos a otros y aprendemos los unos de los otros.

He aquí en lo que estamos de acuerdo: Jesucristo es nuestro Señor y Salvador.  Nuestras vidas están arraigadas en la tierra de Su Corazón. Su palabra define nuestros caminos y el Reino de Dios es nuestra patria. Juntos, corporativamente estamos comenzando a manifestar el Reino de Dios. Esto fue exactamente lo que se le revelo a Juan. El escribió,

 “Digno eres de tomar el libro y de abrir sus sellos, porque tú fuiste inmolado, y con tu sangre compraste para Dios a gente de toda tribu, lengua, pueblo y nación. Y los has hecho un reino y sacerdotes para nuestro Dios; y reinarán sobre la tierra" (Apoc. 5:9-10).

Fuimos comprados por Cristo para Dios, no para estar separados los unos de los otros por orgullo religioso sino para convertirnos en un “reino y sacerdotes para nuestro Dios.”  Somos una nueva criatura; Dios ha comenzado un segundo Génesis – una cultura cuyo AND consiste en hombres de “toda tribu, lengua y nación,” tomados de la mano, Llamados por nombre por el buen Pastor, y en unidad unos con otros con valores que trascienden las barreras de nuestras identidades étnicas.

¿Hay una raza elegida? Si. Como ciudadanos de Su reino, somos “linaje escogido, real sacerdocio, nación santa." (1 Pedro 2:9). Somos una raza de cada color, un pueblo cuyo Padre es Dios y cuya patria es el Reino del Cielo.


~~~~~~~~

Siéntase en libertad de re enviar este mensaje; el reconocimiento de nuestro sitio en la red será grandemente apreciado.

Acuerdo de Reimpresión
Su interés en duplicar y re enviar este material es un gozo para nosotros. Solo le pedimos que provea la información del sitio en la red de los Ministerios Francis Frangipane. Como única excepción si el artículo es en realidad un extracto de un libro publicado por otra editorial. En este caso ellos nos han pedido ser nombrados como referencia. Finalmente, cualquier pregunta sobre las enseñanzas de Francis Frangipane puede ser enviada a mensajes@frangipanehispano.org.






Francis Frangipane Derechos de Autor 2011
Todos los Derechos Reservados
Traducción y Edición Gabriela Rabellino


www.frangipanehispano.org








El Lugar de Edificación del Templo

(English)
El edificar la casa del Señor implica más que buscar ayuda en nuestros momentos de necesidad. Hay un precio que pagar para obtener lo mejor del Señor. Si queremos tener Sus mas grandes provisiones, debemos rendir a El nuestros amores mas grandes.

Dos Templos

Las Escrituras se refieren a dos tipos de templos: uno hecho de piedra, el cual fue construido en Israel, y otro hecho de carne, el cual es la iglesia. El primer templo, el de Salomón, fue construido en el lugar específico que Dios había elegido. De la misma forma que el Señor escogió cuidadosamente el lugar donde se habría de edificar el templo de piedra, El está mirando en nuestros corazones, buscando hacer de nosotros Su templo de carne. Dos importantes acontecimientos contribuyeron decisivamente en la designación del lugar del templo. Estos hechos se desarrollaron a lo largo de muchos años pero fueron sin embargo un retrato de lo que nosotros debemos llegar a ser. El primero lo encontramos en la vida de Abraham.


El Señor llevo a Abraham a la realización espiritual en su hijo, Isaac. Pero llego un día en que se le requirió a Abraham decidir entre su amor por Dios y su amor por lo que Dios le había dado. El Señor ordeno a Abraham llevar a su hijo a la tierra de Moriah. Se le dijo que tenía que sacrificar allí a Isaac, en el monte que Dios le indicara. 

“Al tercer día alzó Abraham sus ojos, y vio el lugar de lejos. Entonces dijo Abraham a sus siervos: Esperad aquí con el asno, y yo y el muchacho iremos hasta allí y adoraremos, y volveremos a vosotros” (Gen 22:4–5). Fíjese en su última afirmación: “adoraremos y volveremos a vosotros”.  Aquí vemos la perfección de la fe en la atmosfera de adoración. La fe de Abraham le decía a él mismo que ambos volverían, pero fue su actitud de adoración lo que le hizo proseguir. La historia es bien conocida.  El ángel del Señor detuvo a Abraham, quien con cuchillo en mano, se preparaba a quitarle la vida a Isaac. Pero era necesario, como parte del plan y del propósito de Dios, que su siervo le obedeciera.  El amor de Abraham por Dios fue puesto a prueba y resulto ser verdadero.

De la misma manera, para calificar para ser parte de la casa del Señor, la primera actitud que debemos poseer es un Corazón adorador; debemos estar dispuestos a entregar a Dios lo que más amamos. Para los pastores puede ser rendir sus sueños personales referentes a sus ministerios o Iglesias. Para los intercesores puede ser abandonar su rol de liderazgo en un grupo local de oración para que los que están orando puedan ser integrados en un grupo más grande.

En la muerte todo hombre rinde finalmente todo lo que posee a Dios.  Aquellos que son llamados a edificar la casa de Cristo lo hacen rindiendo sus amores mas elevados y sus propios deseos de realización al Omnipotente.  Es una muerte no distinta a la muerte de la carne.  Se abandona la esperanza de la recuperación humana; el sentido de confianza habita solamente en Dios. Abraham ofreció a Dios su más grande amor, Isaac, quien era la encarnación de su realización espiritual. El colocó todos sus sueños sobre un altar que edificó con sus propias manos.

Abraham estuvo dispuesto a confiar en Dios para el cumplimiento de Sus promesas, sabiendo que la muerte no es una barrera para el Todopoderoso. Así también aquellos a quien Dios elige como lugar para edificar Su casa darán a Dios lo que más han amado. Dentro de sus rendidos y adoradores corazones, el edificara Su casa.

El Precio Justo
La siguiente escena que revela el “ADN” del templo espiritual proviene de la vida del Rey David. Parado en la cima de un monte contemplando Jerusalén; su pecado ha traído el desagrado de Dios sobre la nación. En respuesta a su arrepentimiento, Dios le dice a David que le edifique un altar en la era de Ornan. A pesar que Ornan ofreció voluntariamente sus bueyes para el sacrificio y los trillos para la leña, David se rehusó a aceptarlos. Antes dijo: “Dame este lugar de la era, para que edifique un altar a Jehová; dámelo por su cabal precio, para que cese la mortandad en el pueblo... efectivamente la compraré por su justo precio; porque no tomaré para Jehová lo que es tuyo, ni sacrificaré holocausto que nada me cueste”  (1 Crónicas 21:22–24). La actitud de David es ejemplo del corazón que Dios busca.


Ciertamente, una cosa es venir a Cristo “tal cual somos” y encontrar salvación; y otra muy distinta, una vez salvos, pagar el precio de unirnos como Su templo. Si vamos a servir a Dios, sirvámosle entonces de todo corazón y por el precio justo.

Asimismo consideremos que Ornán era un Jebuseo, no Judío. El pueblo de Ornán había sido derrotado por David y así fugado de la región en una guerra anterior, a pesar de ello Ornán permaneció allí.  El rey podría haber tomado la tierra de Ornán como botín, pero nuevamente David paga el precio justo.

Amado, la actitud de David completamente contrasta con el típico cristianismo estadounidense.  Muchos de nosotros buscamos atajos o alejarnos sin visión o compromiso. No busquemos atajos en nuestro camino a Dios, ni ofrezcamos al Señor aquello que es de otro. Antes bien, paguemos el precio justo.

Es aquí, en esta era, que David construyó su altar y donde designó que el templo debía ser construido

Una Profunda Revelación
El tiempo pasó y finalmente, como todos los hombres, David murió. Es Salomón, su hijo, quien está completando la visión del templo de David. Escuche como las sagradas escrituras describen el lugar de edificación del templo:


"Entonces Salomón comenzó a edificar la casa del SEÑOR en Jerusalén en el monte Moriah, donde el SEÑOR se había aparecido a su padre David, en el lugar que David había preparado en la era de Ornán jebuseo” (2 Crónicas. 3:1).

Increíblemente, el monte donde David estuvo, donde se rehusó a ofrecer un sacrificio que no le costara, es el Monte Moriah, el mismo lugar donde Abraham ofreció Isaac a Dios seis siglos antes.

Amado, las Escrituras nos aseguran que antes del regreso de Cristo, el monte de la casa del Señor será establecido y todas las naciones confluirán a el. (Isaías 2:2). Abracemos el llamado como adoradores, como aquellos que dejan en el altar de Dios aquello que mas aman. Si, paguemos el precio justo para ver la casa del Señor edificada en nuestras vidas y en nuestra época.

 Señor Jesus, deseo entregarme completamente a Ti. Perdóname por ofrecer sacrificios que no me cuestan nada y ofrendas prestadas. Jesús, quiero pagar el precio justo. Señor, yo se que el asunto no es lo que yo puedo hacer por Ti, sino lo que Tu puedes hacer de mi.  Rindo a Ti todo mi ser. Que la calidad de mi vida sea apropiada para Tu casa. Y concédeme un Corazón de fe y adoración para llevar a mi Isaac al altar. En el nombre de Jesús, amen.


                                                     * * * * *

El mensaje que antecede está tomado de un capitulo en el libro de Francis, La Casa del Señor


Francis Frangipane Derechos de Autor 2011
Todos los Derechos Reservados


Traducción y Edición Gabriela Rabellino

ICIT En Español - Escuela en Línea
http://www.frangipanehispano.org/