Cuando lo Inmundo se vuelve Puro


Hay misterios insondables sobre la llegada del Mesías a nuestro mundo, realidades que están más allá de nuestra capacidad de comprender: Su concepción divina, la manifestación de los ángeles, la estrella milagrosa que guió a los sabios, etc. Más todavía, hay una realidad que me golpea más profundamente: de entre todos los lugares donde el Hijo de Dios podría haber nacido, Su nacimiento tuvo lugar en la inmundicia de un establo.

 Con millares de ángeles a las ordenes del Todopoderoso, podríamos asumir que el creador del mundo hubiese orquestado un mejor lugar, quizá la casa de un hombre rico o mejor aún, la casa de un rey. Y aun, el escenario del nacimiento de Cristo fue profético respecto a su vida y propósito. Ciertamente, cuando contemplo el mensaje enviado a través del lugar de nacimiento de Cristo, me doy cuenta que Aquel que nació en la inmundicia de un establo no se ofende o siente repugnancia de la inmundicia en mi o en usted.

La Unión de lo Puro con lo Inmundo
Como telón de fondo sobre el tema del lugar de nacimiento de Cristo, tenga en cuenta: el Antiguo Testamento contiene más de 250 referencias a cosas puras e inmundas. En todos los casos el principio es el mismo: cuando algo (o alguien) puro es tocado por algo inmundo, aquello que es puro es contaminado por lo inmundo. El hecho es que, la limpieza estaba directamente relacionada con la santidad de Dios de acuerdo a los versículos en el libro de Levítico.


 Ciertas condiciones de salud podrían hacer que una persona se volviese inmunda, tales como enfermedades de la piel o el flujo de sangre. Cuando alguien era inmundo se les pedía permanecer lejos de sus comunidades hasta que su condición cambiase y la restauración de su salud fuese verificada por un sacerdote.  Los leprosos y con otras enfermedades contagiosas de la piel no eran solo categóricamente impuros sino que en público se les requería que sonaran un timbre mientras a gran vos proclamaban, “¡Inmundo! ¡Inmundo!”  para advertir a otros. (Lev. 13:45).

Sin embargo, cuando Cristo vino a los leprosos, no se retiro; antes bien, ¡los tocó y los sanó! ¡Lo inmundo se volvió puro! ¡Amado, con el Mesías, todo el principio de lo inmundo y lo puro se invierte!, Jesus, quien es puro, no se vuelve inmundo al tocarnos; ¡nosotros nos tornamos puros al tocarle a El! Tal como el Señor le dijo a Pedro,  " Lo que Dios ha limpiado, no lo llames tú impuro" (Hechos 10:15).

Muchas personas no reciben a Cristo simplemente porque están demasiado conscientes de su inmundicia interior. Más aun una vez que aceptamos a Cristo, la morada de Cristo no solamente nos limpia, sino que Su Presencia nos santifica.  ¿Lo ve? Nosotros somos Santos porque Él es santo. Somos limpios porque Su sangre y Su palabra nos limpian. No podemos nunca ser limpios hasta que Cristo more en nuestros espíritus. El dice, “Si no te lavare, no tendrás parte conmigo (Juan 13:8).

En esta estación, independientemente de la suciedad interior que sienta, abra su Corazón a Cristo. Deje entrar al Redentor. Aquel que llego a nuestro mundo en un establo no se ofenderá por su necesidad. Deje que Su pureza lo limpie y sane aquello inmundo en usted.



~ ~ ~ ~ ~ ~ ~ ~
 
Siéntase en libertad de re enviar este mensaje; el reconocimiento de nuestro sitio en la red será grandemente apreciado.

Acuerdo de Reimpresión
Su interés en duplicar y re enviar este material es un gozo para nosotros. Solo le pedimos que provea la información del sitio en la red de los Ministerios Francis Frangipane. Como única excepción si el artículo es en realidad un extracto de un libro publicado por otra editorial. En este caso ellos nos han pedido ser nombrados como referencia. Finalmente, cualquier pregunta sobre las enseñanzas de Francis Frangipane puede ser enviada a mensajes@frangipanehispano.org.

Francis Frangipane Derechos de Autor 2011
Todos los derechos reservados

Traducción y Edición Gabriela Rabellino






La Búsqueda de Significado



La Muerte de un Sueño
Es increíble a través de cuantas vueltas y piruetas atravesamos en la vida buscando significado personal. Podemos aceptar un anonimato ocasional cuando damos a una obra de caridad o cuando desempeñamos un rol detrás de escena, pero no queremos que nuestra vida entera sea anónima.  La idea de que la vida, o precisamente mi vida, nunca alcance algo de significado – que los sueños de uno, se vuelvan, casi en inalcanzables ilusiones – es lo más cercano a la muerte que podemos experimentar mientras aun estamos vivos: la muerte de nuestros sueños.



Al aconsejar a gente de mediana y mayor edad quienes estaban luchando con depresión, encontré que su pesadumbre emocional con frecuencia provenía del darse cuenta que sus sueños de vida (tales como ministerio o avivamiento o el estar involucrado con algo de significado) no iban a ser alcanzados. Aun cuando eran cristianos, donde una vez la visión y la fe los llevo, había ahora un vacio interior.



Más aun, sea ha terminado la búsqueda de significado porque hemos crecido? No, no tiene por qué. Por supuesto, cuando hablo de volvernos significativos o de cumplir nuestros sueños, no estoy hablando desde una perspectiva humana ni refiriéndome a un significado terrenal.  Porque el único significado verdadero y que permanece es aquel que Dios nos atribuye, no el hombre. Así, nuestras vidas pueden tomar un significado eterno si vamos en pos de la plenitud de Cristo.



Algún día cada uno de nosotros comparecerá delante del trono de Dios. El mirara a nuestro carácter – que hicimos de nosotros mismos, que cosas vencimos, y más importante, cuanto como Cristo nos volvimos. En ese momento, nuestro significado será establecido por el único punto de vista que importa: el de Dios.



Pero para recibir la alabanza de Dios, debemos tomar ahora decisiones que requieren valor y audacia.  Independientemente de nuestra edad o de la época de nuestras vidas en la que estemos, renovemos nuestra pasión de verdaderamente seguir a Cristo. Aquí, en búsqueda de la conformidad a Cristo en todas las cosas, está el sendero hacia el verdadero significado.  He aquí el sueno que aun podemos cumplir.          



Para usted, en búsqueda del verdadero significado de la vida, estamos ofreciendo la versión de texto complete del Programa a Imagen de Cristo en forma completamente gratuita. Durante 24 semanas le enviaremos mensajes de capacitación destinados a establecer los fundamentos de la vida de Cristo en su Corazón. Estas son revelaciones ponderosas y capaces de cambiar una vida que el Señor me ha dado, que atraerán la Presencia viva de Cristo a su alma.



Disponemos también de planes de graduación y opciones adicionales con mensajes de audio (en CD o MP3) a precios muy razonables. Este sería un excelente regalo de Navidad para bendecir a un ser querido.



No es demasiado tarde para obtener, significado verdadero y eterno.




MATRÍCULA PLAN 1: Plan Individual OPCIÓN 1)
Plan Fundacional:


Estudiante Individual-lecciones semanales – GRATUITO (no rinde exámenes, sin opción de audios complementarios en ingles, no diploma de finalización.)

Incluye cuarenta y cuatro (44) lecciones con 1-2 capítulos enviados semanalmente:
Temas; A Semejanza de Cristo, Humildad, Oración y Unidad. Las lecciones se envían por correo electrónico durante 24 semanas.

OPCIÓN 2)
Plan Graduación:
Estudiante Individual no audio $52.00
Estudiante Individual con audio en formato MP3 - $52.00 + $50.00*
Estudiante Individual con audio en formato CDs - $52.00 + $82.00* (todos en este plan rinden exámen y reciben diploma de finalización – permitiendo al graduado avanzar hacia el Nivel II, si así lo desea).

*Este es el monto de la matricula adicional por los mensajes de audio complementarios (por el momento disponibles solo en ingles y por tanto aplicable solo a estudiantes de habla hispana con habilidad bilingüe).

MATRÍCULA PLAN 2: Plan Grupo

Grupos locales de 4 o más, $38.00 por estudiante (No audio)

Grupos locales de 4 o más, con audio en formato MP3 $38.00 por estudiante + $50.00 por grupo

Grupos locales de 4 o más, con audio en formato CDs $38.00 por estudiante + $82.00 por grupo

Cada estudiante recibirá cuatro (4) CURSOS (44 únicos capítulos con 1-2 capítulos semanales), exámenes, mas evaluación en el Centro de Formación (ICIT).

MENSAJES DE AUDIO COMPLEMENTARIOS – OPCIONALES
Los costos de matrículas adicionales en los mensajes de audio del Nivel I son las siguientes:
$82 en formato CD (Juego de 39 mensajes contenidos en 24 CDs)
$50 en formato MP3 (39 mensajes en formato de descarga MP3)


Nota: En caso de grupos el pago de la matrícula adicional es de una sola vez por todo el grupo.




Inscripciones abiertas hasta el Jueves 29 de Diciembre de 2011.
Las clases comienzan el 6 de Enero de 2012.



~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

Por mas información comience en www.frangipanehispano.org y lea primero la pagina de Nivel I y luego la pagina de Matriculas para acceder a la lista completa de planes.



Necesitara completar el Formulario de Inscripción, eligiendo y seleccionando el plan al cual se inscribe.






La próxima clase de Nivel I comienza el 6 de enero. Inscripciones abiertas hasta el 29 de Diciembre de 2011.





Siéntase en libertad reenviar esta oferta a familiares y amigos.

 



Francis Frangipane y equipo






No Solo Salvos, Sino Formados en la Semejanza a Cristo

El Señor no solamente desea salvarnos, sino que una vez salvos, El busca formarnos. Hay una diferencia, amado, entre ser salvo por Dios y ser perfeccionado, transformado por Dios. La salvación es un regalo de la gracia de Dios; llega a nosotros no por nuestras obras o por procurarlo sino por fe. No obstante, el ser formado por el Señor no es algo gratuito. Viene, de hecho, con un precio. Ciertamente, su costo es perdonar y amar, negarnos a nosotros mismos y dejar de lado metas menores para seguir a Cristo. ¿Lo ve usted?  La salvación de Dios es el regalo inmerecido de la gracia, pero si en realidad esperamos ser como [nuestro] maestro, debemos aceptar la invitación de Cristo al “completo aprendizaje” (Lucas 6:40).
En el mismo espíritu, el Pastor Frangípane ha tomado los fundamentos más importantes que ha aprendido en sus cuarenta años de caminar con Dios y los ha puesto en su escuela en línea llamada Centro de Formación a Imagen de Cristo. Al tomar el curso, no solamente recibirá usted información, sino revelación que lo guiara a la transformación. A través del Espíritu Santo, la presencia viva del Señor Jesus tiene la oportunidad de acompañar en forma real su viaje espiritual, obrando personalmente en usted las cuatro  poderosas realidades destacadas en este curso: la pasión por ser como Cristo, humildad, oración y unidad.


Plan Individual:
OPCIÓN 1)
Plan Fundacional:
Estudiante Individual-lecciones semanales – GRATUITO (no rinde exámenes, sin opción de audios complementarios en ingles, no diploma de finalización.)
Incluye cuarenta y cuatro (44) lecciones con 1-2 capítulos enviados semanalmente:
Temas; A Semejanza de Cristo, Humildad, Oración y Unidad. Las lecciones se envían por correo electrónico durante 24 semanas.


OPCIÓN 2)
Plan Graduación:

Estudiante Individual no audio $52.00
Estudiante Individual con audio en formato MP3 - $52.00 + $50.00*
Estudiante Individual con audio en formato CDs - $52.00 + $82.00* (todos en este plan rinden exámen y reciben diploma de finalización – permitiendo al graduado avanzar hacia el Nivel II, si así lo desea).

*Este es el monto de la matricula adicional por los mensajes de audio complementarios (por el momento disponibles solo en ingles y por tanto aplicable solo a estudiantes de habla hispana con habilidad bilingüe).

Plan Grupo:
Este plan es para grupos locales de cuatro (4) o mas con un facilitador que acuerda en reunirse como mínimo dos veces al mes para discutir el material (recomendamos reunirse semanalmente). Los estudiantes que se inscriban en este plan se comprometen a no estudiar luego de manera independiente y a permanecer en el grupo. El beneficio del Plan Grupo es la interacción. Así, los estudiantes deben reunirse regularmente con el grupo para permanecer dentro del mencionado plan.

Grupos locales de 4 o más, $38.00 por estudiante (No audio)

Grupos locales de 4 o más, con audio en formato MP3 $38.00 por estudiante + $50.00 por grupo

Grupos locales de 4 o más, con audio en formato CDs $38.00 por estudiante + $82.00 por grupo

Cada estudiante recibirá cuatro (4) CURSOS (44 únicos capítulos con 1-2 capítulos semanales), exámenes, mas evaluación en el Centro de Formación (ICIT).


* Disponemos también de flexibilidad en el pago, con opción de pago en cuotas.
Contáctenos por estas opciones a spanish@inchristsimage.org o icit@frangipanehispano.org.
A través de Skype : ICIT Hispano


Inscripciones extendidas hasta el 29 de Diciembre de 2011
                                           ~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
Por mas información sobre todos nuestros programas de formación comience en www.frangipanehispano.org y lea primero la pagina de Nivel I y luego la pagina de Matriculas para acceder a la lista completa de planes.

Necesitara completar el Formulario de Inscripción, eligiendo y seleccionando el plan al cual se inscribe.


Sientase en libertad de reenviar esta oferta a sus familiares y amigos


Francis Frangipane y equipo

www.frangipanehispano.org
Francis Frangipane 2011 Derechos de Autor
Todos los Derechos Reservados










Ámame Donde Estas


He descubierto que, al buscar a Dios, nuestros periodos más difíciles pueden transformarse en maravillosos irrumpimientos hacia el amor de Dios. Para mí, una de esas estaciones ocurrió durante los años 1979 a 1981. La asociación de Iglesias con la cual yo estaba alineado había caído bajo engaño espiritual. No solamente sus doctrinas medulares estaban más y más sembradas con influencias de la Nueva Era, sino que la inmoralidad había entrado sigilosamente, y líderes claves comenzaron a dejar a sus esposas por otras mujeres. No pude mas quedarme callado. Como resultado, en 1979 deje mi congregación en Detroit, Michigan, donde había pastoreado y viaje a las oficinas regionales de la organización en Iowa. Yo vine a suplicar por arrepentimiento, sin embargo, luego de reunirme con los líderes principales, se me pidió que abandonara al grupo.

Asique aquí estábamos - habíamos dejado nuestra iglesia, no teníamos dinero, con cuatro chicos pequeños y no podíamos afrontar ni siquiera un alquiler básico. Desesperados por algo, finalmente encontramos una vieja granja en la zona rural de Washington, Iowa. La casa tenía más de cien años, pero en realidad parecía más vieja. Luego de negociar con el propietario, nos dieron un año libre de alquiler a condición de que yo hiciera reparaciones básicas a la casa, tales como limpieza y pintura.

Incluso así, la casa necesitaba mas de lo que yo podía proveer. La calefacción no funcionaba bien, asique instalamos un horno a leña en la cocina. Aquel primer invierno, resulto ser, uno de los más fríos en la historia de Iowa. Escarcha se formo en las paredes internas extendiéndose a un pie o dos alrededor de cada ventana; las ráfagas de viento alcanzaron los 60 grados negativas, y aun más, en varias ocasiones. Para mantenernos abrigados cada noche, toda la familia se acurrucaba en un colchón grande sobre el piso del comedor, que distaba aproximadamente 18 pies del horno de leña en la cocina. Un ventilador detrás del horno nos tiraba aire tibio.
Mi proyecto nocturno, por supuesto, era lograr suficiente calor en el horno que nos mantuviera abrigados hasta la mañana.


Mientras trabajaba el fuego, también oraba y buscaba a Dios. El quemador se volvió en una especie de altar para mí, porque cada noche al orar, ofrecía a Dios mis sueños frustrados y el dolor de mi aislamiento espiritual. Sí, yo sabía que el Señor estaba consciente de nuestra situación. Aunque virtualmente no teníamos nada, El se nos revelaba en muchas pequeñas formas. Yo simplemente no sabía que quería El de mí.

Al ir y venir las estaciones, otro niño nació y luego adoptamos a una joven niña de Vietnam, dándonos estos seis hijos. Todavía, mientras la familia crecía, la pequeña área alrededor del horno se volvió para mí en un lugar santo. Incluso durante el verano, me sentaría en la silla junto al horno, oraría y adoraría.
Me gustaría decir que encontré el gozo del Señor durante este tiempo, pero en verdad, aunque gradualmente me ajuste a mi situación, sentía una perdurable miseria en mi alma. Nuestra profunda pobreza era un tema (yo apenas generaba $6000 al año), pero más que eso, yo sentía que había perdido al Señor. Mi oración continua era, “¿Señor, que quieres de mi?”


Tres años de buscar a Dios pasaron, y todavía yo cargaba un vacio interior. ¿Cual era la voluntad de Dios para mí? Yo había comenzado un par de estudios Bíblicos y predicado unas pocas veces en Iglesias, pero estaba tan identificado con ser un pastor que hasta que no estuve comprometido en un ministerio de tiempo completo, temía haber perdido contacto con el llamado de Dios en mi vida.

A pesar de este vacío concerniente al ministerio, en realidad estaba creciendo espiritualmente, y especialmente en áreas previamente no cultivadas. Me fui a los evangelios hambriento por estudiar y obedecer las palabras de Cristo. Antes, inconscientemente había definido un ministerio exitoso como algo nacido de mi desempeño. No obstante, durante este tiempo, el Señor me redujo a ser simplemente un discípulo de Jesucristo.

Ciertamente, mucho de lo que yo pensaba que era bíblico descubrí eran solamente tradiciones religiosas. El Señor quería que yo hiciera un inventario de mi corazón y examinara aquellas pocas verdades por las cuales yo estaría dispuesto a morir. El dijo que las verdades por las cuales yo moriría, por ellas viviría.

Francamente, cosas como el tiempo del arrebatamiento o matices sobre el estilo de adoración o los dones espirituales cayeron en sus propias prioridades, aunque todavía las considero importantes. Elevándose por encima de todo en mi enfoque había una pasión por ser un verdadero seguidor de Jesucristo – por obedecer Sus enseñanzas y enfrentar la vida no solamente como un crítico, sino como uno quien alienta a otros. Asimismo me encontré a mi mismo con una creciente libertad para disfrutar y aprender de cristianos de otras corrientes y perspectivas.

Aun así, estos cambios, a pesar de prolongados y profundos, ocurrieron lentamente, casi imperceptiblemente. Estaban ocurriendo silenciosamente en mi corazón y solamente a posteriori vi lo que el Señor había hecho. A lo largo de este tiempo, estaba preocupado con sentimientos de haber sido apartado de la voluntad de Dios. Mi oración por conocer el plan del Señor para mi continuaba diariamente.

El Irrumpimiento
Un día, mientras estaba de pie en la despensa de la cocina, repetí otra vez mi perdurable oración, “¿Señor, que quieres Tú de mí?” En un momentáneo destello de iluminación, el Señor respondió. Hablando directamente a mi corazón, El dijo, “Ámame donde estas.”


En este tiempo y época, recuerde, yo no era un pastor o ministro. Era un reparador de televisores haciendo extraños trabajos a fin de proveer para mi familia. Yo odiaba lo que estaba haciendo. En mi iglesia anterior había enseñado en contra de la TV, y ahora estaba “imponiendo manos” en televisores y ¡resucitándolos de los muertos! La respuesta del Señor atravesó mi corazón. ¡Yo estaba maravillado ante su simplicidad! Pregunte, “¿Que te ame dónde estoy? Señor, ¿es eso todo lo que quieres de mi?” A esto El respondió, “Esto es todo lo que alguna vez requeriré de ti.”

En ese momento eterno paz inundo mi alma, y fui libre de la falsa expectativa de un servicio conducido al ministerio. Dios no estaba mirando lo que yo hacía para El, sino en quien me volvía para El en amor. El asunto en Su corazón no era si yo pastoreaba, más si Lo amaba. Amar al Señor en cualquier estado en que me encontrara – incluso como un reparador de televisores – ¡esto yo podría hacer!

Una profunda y notoria transformación ocurrió en mí. Mi identidad no estuvo más en ser un pastor, sino en convertirme en un verdadero amante de Dios. Habiendo establecido mis prioridades, increíblemente, solo unos días más tarde fui invitado a pastorear una iglesia en Marion, Iowa. A pesar de toda mi ansiedad previa sobre volver al pastorado, no salte ante la oportunidad. Porque había encontrado lo que el Señor realmente deseaba de mí. Aunque eventualmente acepte este llamado, mi enfoque no estaba meramente en liderar una iglesia, sino en amar a Dios

Lo Que Dios Busca
Mas que nuestro ministerio, Dios busca nuestro amor. Su gran mandamiento es que Lo amemos, por encima de todo con toda nuestra mente, todo nuestro corazón, y toda nuestra alma y fuerza. Si Lo amamos, guardaremos todo lo que El requiere de nosotros (ver Juan 14:15). Y es al amarlo que El orquestra todas las cosas para que ayuden a nuestro bien (Rom 8:28).

Amado, amar a Dios no es difícil. Podemos cumplir cualquier deber – mecánico o ama de casa, doctor o estudiante de universidad – y todavía complacer grandemente a nuestro Padre celestial. No necesitamos títulos ministeriales para amar a Dios. Ciertamente, Dios mide el valor de nuestras vidas por la profundidad de nuestro amor. Esto es lo que El requiere de cada verdadero buscador de Dios: Amarlo donde estemos.

Señor Jesús, la revelación de Tu amor me ha conquistador. Señor, Tu me has atraído y Yo corro tras de Ti. Maestro, incluso en las mundanales cosas de la vida, yo expresare mi amor por Tí. Consúmeme en Tu amor.


~ ~ ~ ~ ~ ~ ~




Tomado del mas reciente libro del Pastor Frangipane, "And I Will Be Found By You". (Aun no disponible en español)





~~~~~~~~~~~~~~





Siéntase en libertad de re enviar este mensaje; el reconocimiento de nuestro sitio en la red será grandemente apreciado.





Acuerdo de Reimpresión
Su interés en duplicar y re enviar este material es un gozo para nosotros. Solo le pedimos que provea la información del sitio en la red de los Ministerios Francis Frangipane. Como única excepción si el artículo es en realidad un extracto de un libro publicado por otra editorial. En este caso ellos nos han pedido ser nombrados como referencia. Finalmente, cualquier pregunta sobre las enseñanzas de Francis Frangipane puede ser enviada a mensajes@frangipanehispano.org.



Francis Frangipane Derechos de Autor 2011
Todos los derechos reservados



Traducción y Edición Gabriela Rabellino









  

Un Reino que es Inconmovible

Queridos Amigos,

Estamos llegando al final de un año increíble. Si quiere saber lo que está ocurriendo en el mundo, ¡el Señor está sacudiendo todo lo que puede ser sacudido—gobiernos, economías, culturas y el mismo planeta tierra! No tengamos miedo, porque Su objetivo no es solamente remover aquellas cosas que pueden ser removidas sino simultáneamente guiar a Su pueblo hacia Su reino, el cual no puede ser conmovido (Heb 12). Asegurémonos por tanto de estar siguiendo a Cristo hacia los estándares y poder del reino de Dios.

Nos sentimos tan agradecidos por cada uno de ustedes que han estado junto a nosotros con sus oraciones, palabras de aliento y apoyo. Debido a sus donaciones hemos podido traer cerca de 1,477 estudiantes a nuestro Programa de Formación a Imagen de Cristo en forma absolutamente gratuita (ICIT Escuela en Línea). Muchos son estudiantes de alrededor del mundo, y su generosidad nos ayuda a capacitar y bendecir a muchas culturas a través de nuestra amistades alrededor del mundo. ¡Gracias!

 
Si tiene usted pedidos de oración, por favor no dude en hacérnoslas llegar y muchos creyentes alrededor del mundo podrán pararse junto a usted por ellas.

 
Este próximo año será uno muy significativo, asique

Para aquellos de ustedes dentro de los EE.UU, por favor recuerde que si desea contribuir con una donación de fin de año, debe asegurarse de no escribir en su cheque una fecha posterior al 12/31/2011. Asimismo recuerde que el franqueo postal en su sobre también debe ser fechado no más allá del 31 de diciembre de 2011 si desea recibir deducción de impuestos para el año 2011.

Nuevamente, queridos amigos, es nuestra oración que el gran amor de nuestro Padre le sea revelado durante este nuevo año, que avance hacia el abrigo de Su Presencia, y que en todas las cosas sea usted conformado a nuestro Señor Jesucristo.

 
Francis y Denise Frangipane
y el Equipo de “Advancing Church Ministries” & Editorial “Arrow Publications”.


 www.frangipanehispano.org




Un Reino Inconmovible

(English)
Cuando Tiembla la Tierra
Mientras el 2011 llega a su fin, es difícil no ser afectado por los masivos terremotos que han ocurrido estos años pasados. Recuerde, fue en el 2004 cuando el gran Tsunami surasiático rugía a lo largo del Océano Indico, levantando y golpeando de pronto las costas de nueve naciones. Más de 250,000 personas murieron y millones fueron dejados sin hogar y en padecimiento. Los científicos nos dicen que este gran desastre no solamente cambio el panorama de Asia, en realidad hizo que el planeta se tambaleara sobre su eje.

 Pero el sacudimiento físico no había terminado. Nueve meses y medio después, en octubre, otro devastador terremoto golpeaba, esta vez en la región Kashmir de Paquistán, matando cerca de 80.000 personas. Nuevamente millones fueron dejados sin casa ni abrigo. Luego, junto a movimientos de tierra en Chile y Nueva Zelanda, el horroroso terremoto de Haití golpeó y otro cuarto de millón de vidas se perdió. Por último, un enorme terremoto de 9.0 de intensidad y subsecuentes tsunamis azotaban la costa de Japón, levantando la sospecha de un derrame nuclear y la propagación de veneno causado por la contaminación radioactiva.

Algo está sucediendo en la tierra. Terremotos masivos. Cantidades enormes de víctimas mortales. Tormentas sin precedente.  Puede que todo sea coincidencia, pero yo no puedo evitar en recordar la palabra del Señor, “Aún una vez, y conmoveré no solamente la tierra, sino también el cielo" (Heb. 12:26). Ciertamente un gran sacudimiento está teniendo lugar en las naciones.

Recuerde, Jesus advirtió que “grandes terremotos” serian parte de una variedad de calamidades naturales, a lo cual El llamo “principio de dolores” que introducirían los tiempos finales (Lucas 21:11; Mateo 24:8; Marcos 13:8). En otras palabras, Él nos dijo que esperáramos que desastres naturales aumentaran tanto en magnitud como en frecuencia, como si la tierra misma estuviera retrocediendo contra el peso del pecado. Como dijo Isaías, ". . . con violencia tiembla la tierra. . . . se balancea como una choza, pues pesa sobre ella su transgresión" (ver Isa. 24:19-20).

Si estamos realmente, viviendo en las últimas décadas de este era, no debemos esperar que el planeta permanezca calmo o tranquilo. Dios usara estas calamidades para atraer multitudes a El mismo, pero debemos estar conscientes de que probablemente estas crecerán en severidad.

 Sacudimiento Espiritual
Al aumentar los desastres aumentara también el temor, pero no debe ser así con nosotros. Porque es también durante este tiempo que el Señor prometió que los poderes de las tinieblas serán removidos de sus posiciones de influencia y dominio. El Señor conmoverá “no solamente la tierra sino también el cielo” (Heb. 12:26).  Este versículo no se está refiriendo a los altos cielos donde habita Dios. El cielo mencionado aquí se refiere al mundo espiritual, también conocido como “lugares celestiales” en otra parte de la Biblia (Efesios 3:10). Estos “lugares celestiales” representan la dimensión espiritual desde donde las “potestades, . . .
los poderes de este mundo de tinieblas, . . . las huestes espirituales de maldad" ejercen su dominio sobre las naciones (Efesios 6:12).

Así, el Señor dice en Isaías “Y sucederá en aquel día, que el Señor castigará al ejército de lo alto en lo alto, y a los reyes de la tierra sobre la tierra" (Isa. 24:21). El último gran sacudimiento afectara a ambos mundos, el espiritual y el natural.  Del mismo modo, Jesus advirtió que durante el tiempo del fin “las potencias de los cielos serán sacudidas " (Mat 24:29). Recuerde, el sacudimiento de estas potencias denota la “remoción” de sus lugares de influencia y dominio (Heb. 12:27). En otras palabras, ¡cada fortaleza demoniaca que impida el avance del reino de Dios en la tierra será en última instancia confrontada por el poder y la autoridad del cielo!

Alguien puede argumentar, “Estos versículos se refieren al final de la era.” Si, la finalidad de este doble sacudimiento--- cosas en la tierra, pero también en el cielo---no alcanzara su máxima fuerza hasta justo antes del regreso del Señor durante el periodo de la tribulación.

No obstante, yo creo que a cierto nivel ya ha comenzado. Considere a la Unión Soviética. Ahí estaba el más grande imperio geográfico de la historia del mundo; su ejército poderoso sin medida. La URSS fue declarada atea, y expandió el ateísmo a todas las naciones bajo su influencia.  Sin embargo, en un increíble e insondable sofisticado ejercicio de voluntad divina, el Todopoderoso juzgó a los poderes espirituales gobernantes del comunismo Soviético.  La URSS cayó sin una revolución violenta, sin una insurrección o guerra, de repente y dramáticamente se desintegró.

 No solo colapsó este gran imperio, fue el 25 de diciembre de 1991, que Mikhail Gorbachov renuncio a la presidencia de la Unión Soviética, lo que puso fin al Partido Comunista soviético. Al día siguiente el Parlamento soviético reconoció la disolución del imperio. (Reference.com)

¡Que señal grandiosa y perdurable!  ¡El día de Navidad, el mismo día que celebramos el nacimiento de Jesucristo, el poder demoníaco gobernante de la URSS fue sacudido y se cayó de su lugar!

 ¿Será la confrontación final del Señor contra los poderes espirituales de maldad mucho más significativa? Desde la caída del comunismo, misiólogos nos dicen que más personas han venido a Cristo en todo el mundo que la suma de todas las conversiones desde el primer siglo. Por supuesto, Rusia todavía tiene sus problemas, pero no pasemos por alto lo ocurrido: un poder diabólico cayó de su lugar de dominio. ¡Desde entonces millones de personas han entrado al reino de Dios! (¿Alguien tiene ganas de gritar?)

Incluso mientras el mundo físico sufrirá principio de dolores, creo que vamos a ver otra gran "potencia de los cielos" caer tan drásticamente como la antigua Unión Soviética. Sé que es posible que las facciones islámicas se fusionen y se vuelvan más fuertes, pero recuerde que en la actualidad hay millones de cristianos orando por estas naciones musulmanas. De alguna manera, mas tarde o mas temprano, el poder que domina a los musulmanes va a desmoronarse.  Habrá inesperados mas significativos irrumpimientos. Los musulmanes por millones abrirán sus puertas al Evangelio y encontraran a Cristo como su Salvador. Esta es la frontera de oración que Dios pone delante establece delante de nosotros ahora mismo.

Veremos también potencias demoniacas principales caer en los EE.UU. Yo creo que no pasará mucho tiempo antes de que serias restricciones comiencen a restringir el aborto en los EE.UU. El poder demoniaco que ha cegado a los legisladores y jueces será confrontado y se desplomara. Sigamos por tanto orando que los magistrados nombrados en la Suprema Corte de Justicia sean pro-vida y temerosos de Dios.

Me parece que estamos viviendo, cuando, al menos en algún nivel, los "poderes de los cielos" están siendo sacudidos. Nuestras oraciones y la participación personal en los asuntos de la vida juegan un papel importante en el derrocamiento de los poderes de las tinieblas. Si no dejamos de orar, vamos a ver significativos cambios desplegarse ante nuestros ojos.

Finalmente, recordemos que, aunque cuando las cosas en la tierra y en el cielo se tambaleen, nosotros hemos recibido “un reino que es inconmovible.” (Heb. 12:28). Amado, Dios tiene un reino inconmovible al que nos llama. Es el lugar donde Jesus gobierna como Rey, desde donde toda rodilla en el cielo y en la tierra se doblara.



~~~~~~~~~~~~~~



Siéntase en libertad de re enviar este mensaje; el reconocimiento de nuestro sitio en la red será grandemente apreciado.



Acuerdo de Reimpresión
Su interés en duplicar y re enviar este material es un gozo para nosotros. Solo le pedimos que provea la información del sitio en la red de los Ministerios Francis Frangipane. Como única excepción si el artículo es en realidad un extracto de un libro publicado por otra editorial. En este caso ellos nos han pedido ser nombrados como referencia. Finalmente, cualquier pregunta sobre las enseñanzas de Francis Frangipane puede ser enviada a mensajes@frangipanehispano.org.

Francis Frangipane Derechos de Autor 2011
Todos los derechos reservados

Traducción y Edición Gabriela Rabellino























ICIT - Nuevo Periodo de Clases comienza el 6 de Enero de 2012



Formación y Capacitación enfocada en la Semejanza a Cristo

Luego de 42 años de ministerio y de trabajar quizá con miles de Iglesias en cientos de ciudades, he descubierto algunos elementos que crean la unión entre el staff, los líderes, y la unión de líderes provenientes de diversas Iglesias. Las verdades que el Señor nos dio para edificar la unidad, las hemos plasmado en nuestro curso en línea, Programa de Formación a Imagen de Cristo. Estos son los valores fundacionales que guían al irrumpimiento spiritual y al poder: ir en pos de la semejanza a Cristo, poseer Su humildad, responder a las batallas con una vida de oración redentora, y asiéndonos de Su inofendible Corazón mientras nos unimos.


Disponemos de varios planes de inscripción entre los cuales podrá elegir la formación complete o el plan gratuito.

Por mas información comience en www.frangipanehispano.org y lea primero la pagina de Nivel I y luego la pagina de Matriculas para acceder a la lista completa de planes.

Necesitara completar el Formulario de Inscripción, eligiendo y seleccionando el plan al cual se inscribe.

La próxima clase de Nivel I comienza el 6 de enero. Inscripciones abiertas hasta el 29 de Diciembre de 2011.

~~~~~~~~~~~~