No Se Pierda el Mensaje

(English
Increíblemente, han habido literalmente millones de conversaciones sobre el defensa de Denver, Tim Tebow y las estadísticas “proféticas” que acompañaron a este partido de futbol Americano el 8 de Enero.  La conexión entre Juan 3:16 (el versículo favorito de Tebow) con su pase de un promedio de 31.6 yardas ha estimulado la conciencia spiritual de multitudes en muchas naciones (Vea nuestra publicación en Facebook de fecha 9/1/2012).

 En su mayoría, creo que la gente se siente más atraída por el fenómeno en sí que a su profundo significado.  De todas formas, creo que una gran cantidad estaría de acuerdo en que algo (o Alguien) sobrenatural tuvo que ver en el partido de este pasado Domingo y manipulo las circunstancias.

Lo que me genera expectativa, no es solo que algo sobrenatural pueda estar ocurriendo en la televisión nacional, sino el verdadero mensaje de Juan 3;16 que está siendo proclamado sobre la nación.  Recuerde, el nuestro es un mundo donde ambos lo secular y los eruditos religiosos están prediciendo el año 2012 como un ano peligroso.  ¡Aun así, aunque enmarcado por las tinieblas de nuestros tiempos, el Espíritu Santo presento un mensaje de esperanza que fue cargado con redentoras posibilidades! ¡Dios no está inclinado a la ira; El dio a Su Hijo para que vivamos!

 Regocijémonos en este mensaje: De tal manera amo Dios al mundo. El ama a los Estados Unidos de Norteamérica. El ama a Canadá, Nigeria, Rusia, Irán, Japón, y donde sea que usted viva. ¡El mensaje del Señor no es “arrepiéntanse’ la ira se ha acercado,” sino, arrepentíos, la esperanza y la redención son posibles todavía!

Yo no estoy diciendo que debemos ignorar o minimizar las advertencias sobre juicio. La mayoría de estos juicios son las consecuencias de nuestro insensato abandono de los estándares morales. El juicio sigue siendo una posibilidad, y ciertamente podemos sentir el crujir desde debajo de las naciones. Un colapso es muy posible. Pero lo que empuja mi fe es este sorprendente hecho: cuando el Espíritu de Dios se manifestó realmente en esta nación, nos recordó Su amor. Es como si El hubiese dicho, “No es demasiado tarde. Todavía podemos cambiar esto. Yo di a Mi Hijo por tus pecados. Ya estas perdonado. Acéptalo y recibe Su perdón. Cree en Cristo y juntos podemos traer redención a la tierra.”

 Sea usted Demócrata o Republicano, blanco o negro, rico o pobre, el mensaje de Cristo es para todos y cada uno de nosotros.  Ciertamente, de donde sea que provengamos – Musulmanes, Cristianos o Judíos – detengámonos y consideremos la gran promesa del Dios vivo: que “de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.”

 Señor, gracias por manifestar Tu gran promesa a nosotros. Perdóname por mis pecados. Te pido que vengas a mi vida, a limpiarme, restaurarme y sanarme. Trae de regreso a Ti a mis seres queridos y a mi nación. En el nombre de Jesus, amen.

~~~~~~~~~~~~
Siéntase en libertad de re enviar este mensaje; el reconocimiento de nuestro sitio en la red será grandemente apreciado.


Acuerdo de Reimpresión
Su interés en duplicar y re enviar este material es un gozo para nosotros. Solo le pedimos que provea la información del sitio en la red de los Ministerios Francis Frangipane. Como única excepción si el artículo es en realidad un extracto de un libro publicado por otra editorial, en ese caso ellos nos han pedido ser nombrados como referencia. Finalmente, cualquier pregunta sobre las enseñanzas de Francis Frangipane puede ser enviada a mensajes@frangipanehispano.org.




Traducción y Edición Gabriela Rabellino

www.frangipanehispano.org


No hay comentarios.:

Publicar un comentario