Las Palabras de Dios

(English)
Mucho de lo que estamos hoy viviendo estuvimos hablando ayer. Por supuesto, no todo en el futuro de una persona está determinado por sus palabras. Sin embargo, de manera real, nuestras palabras son semillas que florecen en futuras esperanzas y temores; son los pioneros de nuestro futuro, los pioneros de nuestro mañana.
 
Más todavía, la mayoría de nosotros somos demasiado casuales, o ignorantes acerca del peso de nuestras palabras. Recuerde: fue Jesus Mismo quien advirtió, “Y yo os digo que de toda palabra vana que hablen los hombres, darán cuenta de ella en el día del juicio.” Y continuo, "Porque por tus palabras serás justificado, y por tus palabras serás condenado” (Mat. 12:36-37).

Cada uno de nosotros compareceremos delante de Dios y daremos cuenta de nuestras palabras. En realidad seremos justificados o condenados por las cosas que pronunciamos en la vida. En verdad, las palabras ociosas crean ídolos, realidades falsas y metas huecas, ante las cuales nos inclinamos y servimos.



La Semilla de la Vida o la Muerte
Hay peso en las palabras, una sustancia spiritual en nuestras palabras, y esa sustancia tiene el poder de impactar a aquellos quienes las reciben. Jesus dijo Jesus dijo que Sus palabras eran “espíritu y vida” (Juan 6:63). La sustancia en las palabras de Cristo es la vida eternal, y el creer en Sus palabras nos transforma.

Y asimismo nuestras palabras pueden contener sea vida o por el contrario, pueden contener muerte. Si yo escribiese una serie de obscenidades, blasfemias y maldiciones, la vileza de tales palabras dichas, al menos temporalmente, ¿no degradarían su alma con su efecto tóxico? Nuestras palabras, manipuladas por el infierno, pueden realmente volverse en armas que el enemigo utilice para destruirnos y herir a otros, como Job reto a sus llamados amigos: “¿A quién has proferido palabras, y de quién es el espíritu que habló en ti?” (Job 26:4).

Cuando calumniamos o chismeamos, debemos preguntarnos: ¿De quién es el espíritu que se expresa a través de nosotros? Vea, Satanás busca utilizar nuestras palabras contra nosotros. Con nuestras palabras, criticamos pero no oramos; juzgamos sin mostrar misericordia. Estas cosas afectan inmediatamente nuestro futuro. Satanás sabe que si el puede capturar nuestras lenguas, el puede capturar nuestro futuro. Como está escrito: “La lengua...prende fuego el curso de nuestra vida y es encendida por el infierno” (Vea Santiago 3:2-6).

El diablo puede tomar nuestras descuidadas, insensibles palabras y, literalmente, aplastar a la gente con ellos. A pesar de que una palabra no tiene masa medible, puede convertirse en una carga insoportable para el alma de una persona, especialmente una palabra dura que se habla en ira. En realidad, puede destruir la vida de otro.


 
¿Aun piensa que las palabras carecen de importancia?  Un definitivo aspecto de nuestra salvación se despliega cuando "confesamos con [nuestra] boca que Jesús es el Señor" (Romanos 10:9). Nuestra confesión saca a la salvación de un estado vago, provisional y la convierte en una dimensión distinta, una efectiva dimensión de nuestra vida. Nuestra confesión de fe en todas las cosas ayuda a trazar nuestras vidas en dirección a Dios.
La oración misma es la expansión del corazón hacia Dios a través de palabras, y al orar de acuerdo a la voluntad de Dios, sus palabras empiezan a dar forma a su futuro en Dios.


Combinando Pensamientos Espirituales con Palabras Espirituales
Y nosotros hemos recibido… el Espíritu que viene de Dios, para que conozcamos lo que Dios nos ha dado gratuitamente, de lo cual también hablamos, no con palabras enseñadas por sabiduría humana, sino con las enseñadas por el Espíritu, combinando pensamientos espirituales con palabras espirituales” (1 Cor 2:12-13).

Cuando combinamos pensamientos espirituales con palabras espirituales, las cosas gratuitamente dadas a nosotros por Dios comienzan a manifestarse en nuestras vidas. Esto no quiere decir que la mera repetición de palabras tiene poder, como por arte de magia. No. Sin embargo, la Biblia nos llama a combinar "pensamientos espirituales", con “palabras espirituales,” haciendo posible que nuevas dimensiones se abran en nuestra relación con Dios."


Volviéndonos como Cristo, la Palabra
La iglesia está comenzando a darse cuenta que su propósito singular es ser como Cristo. Ser como Jesus, sin embargo, es ser purificado en ambas cosas el Corazón y el hablar. Santiago dijo que “si alguno no tropieza en lo que dice, es un hombre perfecto” (Santiago 3:2). Nuestras palabras, por lo tanto, son una medida de nuestra madurez.


 
O considere a Isaías. Cuando este poderoso profeta vio al Señor, el recibió inmediata convicción acerca de sus palabras. Isaías dijo, “¡Ay de mí! Porque perdido estoy pues soy hombre de labios inmundos y en medio de un pueblo de labios inmundos habito” (Isa. 6:5).
 Tomando un carbón encendido del altar, lo primero que el Señor limpió fue el discurso de Isaías.

 
Del mismo modo, cuando en verdad veamos a Jesús, nuestras palabras también serán puestas bajo el carbón encendido de la convicción divina, un proceso de limpieza comenzara. Así, Pedro dice, “El que habla, que hable conforme a las palabras de Dios” (1 Pedro 4:11).

Es un honor ser ungido para hablar una palabra a tiempo; es un honor más grande hablar un mensaje eterno. Cristo habló ambos. Si hoy debiéramos estar de pie delante de Dios, nuestras palabras ¿nos justificarían o condenarían? Seriamos honrados por hablar las palabras de Dios?


 Señor, pon guarda sobre mi Corazón para que no peque con mi boca. Maestro, purifícame que mis palabras sean la expresión de Su Corazón. Ayúdame a crucificar mi instinto de hablar. Que pueda servirte como el encargado de hablar, por así decirlo, las palabras de Dios

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

Siéntase en libertad de re enviar este mensaje; el reconocimiento de nuestro sitio en la red será grandemente apreciado.



Acuerdo de Reimpresión
Su interés en duplicar y re enviar este material es un gozo para nosotros. Solo le pedimos que provea la información del sitio en la red de los Ministerios Francis Frangipane. Como única excepción si el artículo es en realidad un extracto de un libro publicado por otra editorial, en ese caso ellos nos han pedido ser nombrados como referencia. Finalmente, cualquier pregunta sobre las enseñanzas de Francis Frangipane puede ser enviada a mensajes@frangipanehispano.org.



Traducción y Edición: Gabriela Rabellino



Cuando Se Establece la Confianza

Herido al Ir en Pos de la Unidad
La Biblia dice, “Buscad la paz con todos los hombres.” (Heb. 12/14). Buscad significa que agresivamente tomamos la iniciativa de hacer las cosas correctamente.  Quiere decir que actuamos a favor del Cielo antes de permitir que el enojo de otro sirva al propósito del infierno.

No obstante, debemos ser realistas. Cuando nos extendemos a una persona profundamente ofendida, es probable que nuestros primeros esfuerzos sean rechazados.  La Escritura nos dice, “El hermano ofendido es más difícil de ganar que una ciudad fortificada, y las contiendas son como cerrojos de fortaleza (Prov. 18:19). Si una persona ha sido herida, necesitara confianza para ser restaurada, y este proceso de recuperar la confianza puede realmente se doloroso para ambas partes. Una persona herida puede atacar. Usted puede sentir que el precio de restaurar la confianza de la persona ofendida es simplemente demasiado alto como para pagar.

Permítame compartir una revelación que recibí sobre la naturaleza básica de las relaciones y reconciliaciones. Mi esposa y yo estábamos cuidando un pájaro de nuestra hija mayor. Este tipo es la mitad del tamaño de un loro y con colores similares. No obstante, esta criatura era hostil. Cada vez que yo tocaba la jaula, chillaba e intentaba morderme. Luego de muchos intentos de ser bueno, llegue a la conclusión, “¿Quien necesita de esto?” Si voy a ser atacado, puedo ser atacado en la iglesia.” Asique por dentro concluí que se nos había dado un “pájaro asesino.” Obviamente, me dije, este pájaro proviene del lado equivocado.

Mi esposa, sin embargo, decidió que lo iba a amar. A pesar de que era tan agresivo con ella como lo era conmigo, Denise implacablemente se abrió hacia la pequeña India. Cada vez que la alimentaba con la mano, la atacaba, arrancando piel de sus dedos con cada mordida. Denise gritaba del dolor, e instantáneamente volvía a hablarle suavemente, llevandole comida a la jaula. Luego de una semana, finalmente el pajarito comenzó a relajarse.  Sus instintos de sobrevivencia, basados en la suave respuesta de mi esposa al ser atacada, convencieron a India que mi esposa no era un depredador sino un amigo.  Prontamente, Denise pudo acceder a la jaula sin ser atacada, y un par de días después descubrí que este pequeño devorador de dedos descansaba cariñosamente sobre el hombro de mi esposa, y su pequeña y redonda cabeza se acurrucaba contra su cuello y arrullaba en su oído.

Denise se ganó el corazón de este pequeño pájaro:  la amó, porque Denise la amó primero.  Vea, el problema con el pájaro no era la agresión, sino el miedo.  Mi esposa se permitió ser lastimada para que la confianza pudiese ser establecida; herida ella, no tomó represalias. Se ganó el corazón de este pequeño pajarito una lastimadura a la vez.

Mientras observaba esto desarrollarse, ví algo básico, más aun profundo, respecto a la relación de Dios con nosotros. La confianza no es algo accidental, es el resultado de un amor que paga el precio.



¿No es esta la manera del Señor con nuestros propios corazones? El vino a nosotros, mas aun repetidamente nosotros lo herimos. En vez de tomar represalias, Jesus oró, “Padre perdónalos.”. Vez tras vez El mostró que Su amor era seguro, que Él no era nuestro enemigo.



Con tanta frecuencia Él nos muestra misericordia; incluso cuando nos revelamos y pecamos, trabaja para restaurarnos hacia Él.  Es Su bondad, dice la Escritura, que nos guía al arrepentimiento (Rom. 2:4). Repetidamente se muestra a Si mismo digno de confianza, misericordioso y amoroso. El sabe que, a su tiempo, vendremos a descansar en Su bondad. Y mientras lo hacemos, le permitimos poner Sus manos dentro de nuestras jaulas; nos subimos a Su mano, y Él nos carga sobre Sus hombros.



Como ha sido Él con nosotros, así quiere que seamos nosotros hacia otros, incluso aquellos quienes pueden parecer hostiles y alienados de nosotros. El apóstol Pablo nos dice, “El amor es sufrido” (1 Cor. 13:4). Debemos estar dispuestos a permitir ser heridos, incluso repetidamente si es necesario, en pos de sanar relaciones. Debemos probar, no solamente de palabra sino en hechos, que nuestro amor es real y nuestros corazones son dignos de confianza. Sea que enfrentemos división en nuestras familias, Iglesias o conflictos raciales que vemos hoy día, solamente cuando se establece la confianza, puede comenzar la sanidad.



~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~


Siéntase en libertad de re enviar este mensaje; el reconocimiento de nuestro sitio en la red será grandemente apreciado.

Acuerdo de Reimpresión
Su interés en duplicar y re enviar este material es un gozo para nosotros. Solo le pedimos que provea la información del sitio en la red de los Ministerios Francis Frangipane. Como única excepción si el artículo es en realidad un extracto de un libro publicado por otra editorial, en ese caso ellos nos han pedido ser nombrados como referencia. Finalmente, cualquier pregunta sobre las enseñanzas de Francis Frangipane puede ser enviada a mensajes@frangipanehispano.org.



Traducción y Edición: Gabriela Rabellino


www.frangipanehispano.org

































El Fuego Viviente


(English)
Lo que nosotros definimos como “salvación” es, en verdad, la entrada, y luego la expansión, de la Presencia de Cristo en nosotros. Cuando lo aceptamos, Cristo se une con nuestro espíritu y comienza Su obra transformadora; comienza a influenciar nuestros pensamientos, dándonos revelación de la Escritura, trayéndonos convicción de pecado, y creando actitudes piadosas en nosotros. El trae sanidad a las heridas de nuestro pasado, e incluso nuestros cuerpos mortales son vivificados por Su morada en nosotros.


Nuestro viaje en Cristo es, al mismo tiempo, su viaje hacia nosotros. Nosotros somos Su tierra prometida.  Podemos estar seguros que los gigantes en nuestras vidas, aunque nos han humillado, no le humillaran a El.  El conquistara a nuestros enemigos y morara en nosotros para siempre.

Así, la realidad que nosotros llamamos “salvación” es en verdad, el paulatino despliegue de la gloria de Dios en el hombre. De hecho, si usted es un Cristiano, entonces Cristo esta en usted; usted ya está en la gloria. Usted está revestido con Cristo (Gal. 3:27), y Cristo el Mismo es el “resplandor de la gloria [del Padre]" (Heb. 1:3).

Satanás sabe que es usted un Cristiano, no solamente porque le escucho repetir una oración en el altar de la iglesia; el Diablo vio lo que ocurrió cuando usted oro: la gloria de Cristo entro a su espíritu!

Allí, ahora mismo dentro de su espíritu, habita la sustancia viviente – incluso el radiante resplandor- de Cristo Mismo. Su oración para recibir al Señor Jesús en su corazón fue eternamente eficaz.

 El Refugio Divino
Alcanzar la gloria de Dios es la razón de nuestra existencia. Por consiguiente, el Señor está más preocupado con nuestra completa conversión que con nuestro confort carnal; El busca establecer en nosotros verdadera santidad antes que falsa felicidad. El incluso nos hará pasar por aguas y fuegos si es necesario para erradicar el flagelo de nuestra adicción a los objetivos de los hombres.


 El resultado de lo que parecen ser duros o severos tratos es que, habiendo sido liberados de las endebles defensas del hombre, la gloria de Dios Mismo se vuelve en nuestro refugio.


"Cuando el Señor haya lavado la inmundicia de las hijas de Sion... con el espíritu del juicio y el espíritu abrasador, entonces el SEÑOR creará sobre todo lugar del monte Sion y sobre sus asambleas, una nube durante el día, o sea humo, y un resplandor de llamas de fuego por la noche; porque sobre toda la gloria habrá un dosel.” ---Isaías 4:4-5



La gloria de Su Presencia “será un dosel.” Isaías continua, “habrá un abrigo para sombra contra el calor del día, para refugio y escondedero contra el turbión y contra el aguacero” (Isa. 4:6).

¡Piense en ello! En los últimos días la gloria de Dios se incrementara tanto volviéndose tan manifiestamente tangible, tan substancia, que Su resplandor se volverá en un “abrigo”, un “refugio”, y un “escondedero” para Su pueblo.

 Entre todas las razones para servir a Dios, Su llamado más elevado a nuestros corazones es nada menos que alcanzar la gloria de Cristo: “Y fue para esto que El os llamó mediante nuestro evangelio, para que alcancéis la gloria de nuestro Señor Jesucristo (2 Tesalonicenses 2:14).

Si, Cristo separara los Cielos y, a la ultima trompeta, seremos puestos en inmortalidad y en complete conformidad con nuestro Redentor (1 Cor. 15; 1 Juan 3:2). Más aun, le diré un misterio: hay un escenario previo al regreso de Cristo – un corto periodo cuando (en vez de nuestra debilidad humana) una gloria especial será “dada” a la novia. Si, ella se “vestirá de lino fino, resplandeciente y limpio" (Apoc. 19:8; ver también Isaías 60:1-3; Mateo 13:41-43). Cristo está viniendo, y en anticipación a Su retorno, Su novia, “resplandeciente y limpia,” anunciara Su regreso.

De hecho, el ingreso a la gloria de Cristo no solo se volverá más alcanzable; se volverá más necesario. Porque al intensificarse los tiempos finales, la gloria de Dios se volverá en un refugio viviente para Su pueblo. En Su gran amor para con nosotros, mientras se acerca el Señor, Su Presencia consumirá la paja de nuestra mundanalidad; nuestros miedos se disolverán en alabanza. Lo que quedara será un pueblo purificado y seguro en el fuego vivo de Su Presencia.


~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

Siéntase en libertad de re enviar este mensaje; el reconocimiento de nuestro sitio en la red será grandemente apreciado.

Acuerdo de Reimpresión
Su interés en duplicar y re enviar este material es un gozo para nosotros. Solo le pedimos que provea la información del sitio en la red de los Ministerios Francis Frangipane. Como única excepción si el artículo es en realidad un extracto de un libro publicado por otra editorial, en ese caso ellos nos han pedido ser nombrados como referencia. Finalmente, cualquier pregunta sobre las enseñanzas de Francis Frangipane puede ser enviada a mensajes@frangipanehispano.org.



Traducción y Edición: Gabriela Rabellino


www.frangipanehispano.org


















 





Siendo Preparados para Dios

El último, gran mover del Espíritu Santo se caracterizara por hombres y mujeres quienes han sido preparados por Dios para Dios.
 

Nosotros nos hemos entregado a la oración por avivamiento; hemos estudiado y descubierto el Corazón del Señor por los perdidos.  Sin comprometer las verdades básicas del evangelio, la gracia nos ha ensenado a hacer el mensaje de Cristo apropiado a nuestro tiempo y necesidades. Sin embargo, a pesar de toda nuestra preparación, todavía tenemos que preparar nuestros corazones para Dios mismo.



Anhelamos ser enviados por el Todopoderoso a alguna tarea grande – un milagro que lleve una ciudad entera hacia el arrepentimiento o alguno acto de servicio significativo. No obstante, la mayor tarea que le espera a la iglesia no es ser enviada por Dios sino en realidad venir a El.



En realidad, hemos asumido un extraño rol: Creemos que somos los guardaespaldas del Señor. Armados con las doctrinas de nuestra fe, nos programamos para defender a Cristo contra la blasfemia, la herejía o la información equivocada.  Más aun, al buscar hacer frente y confrontar las herejías de nuestro tiempo, nos hemos posicionado de espaldas al Omnipotente. Si nos volviésemos y fijáramos nuestra mirada en El, veríamos que El no necesita la protección del hombre, ni jamás el hombre ha sido una amenaza para el Altísimo.  Ciertamente, si dejáramos de esforzarnos, incluso por un momento, nos daríamos cuenta que Su mirada nunca nos ha dejado. El espera nuestro amor sin división.



Por más que nuestros deseos de avivamiento y despertar espiritual han llegado a nosotros de parte de Dios, estas pasiones no son sino el comienzo de una mente renovada, no el final. Al final de los tiempos, la estación de preparación no es para la cosecha, a pesar de lo importante que la cosecha es; nuestra preparación es para el Señor.  El volverse de nuestros corazones a El debe trascender épocas momentáneas de necesidad e incluso nuestra programado tiempo de oración.  Es tiempo de entrar al lugar de devoción sin distracción. Porque es la constante mirada de la iglesia lo que atrae mayor placer de Dios y suelta la mayor cosecha.



Un Simplificado Enfoque
“Porque celoso estoy de vosotros con celo de Dios; pues os desposé a un esposo para presentaros como virgen pura a Cristo. Pero temo que, así como la serpiente con su astucia engañó a Eva, vuestras mentes sean desviadas de la sencillez y pureza de la devoción a Cristo" (2 Cor. 11:2‑3).



Con los años hemos desarrollado una serie de programas, proyectos y ministerios todos ellos diseñados para llevar gente a la iglesia y hacer de ellos mejores cristianos. Unos cuantos de estos esfuerzos, el Señor ha bendecido, y ha dado cabida a algunos y hace uso de ellos, mientras que otros, en verdad, Él simplemente ha ignorado.



Sin embargo, cuanto más nos acercamos al final de la era, menos la iglesia podrá depender de algo más que Cristo mismo. Incluso ahora, la unción sobre nuestras múltiples actividades y programas silenciosamente va disminuyendo. A pesar de la multiplicidad de nuestras ideas, antes de que Jesús regrese la iglesia sabrá simple y de forma inequívoca: no hay sustituto para Dios.



Pronto se hará evidente que no necesitamos más libros o manuales, lo que necesitamos es a Emmanuel.



A medida que el día del Señor se acerca, el Espíritu Santo afinara nuestro enfoque mas y mas y elevara  nuestra atención a nuestro mayor objetivo: la revelación de Cristo dentro de nosotros. Es aquí, en sincronización con la manifestación de Cristo a través de la iglesia, que está programada la gran cosecha al final de la era.



~~~~~~~~~~~~~~



Siéntase en libertad de re enviar este mensaje; el reconocimiento de nuestro sitio en la red será grandemente apreciado.


Acuerdo de Reimpresión
Su interés en duplicar y re enviar este material es un gozo para nosotros. Solo le pedimos que provea la información del sitio en la red de los Ministerios Francis Frangipane. Como única excepción si el artículo es en realidad un extracto de un libro publicado por otra editorial, en ese caso ellos nos han pedido ser nombrados como referencia. Finalmente, cualquier pregunta sobre las enseñanzas de Francis Frangipane puede ser enviada a mensajes@frangipanehispano.org.



Traducción y Edición: Gabriela Rabellino


www.frangipanehispano.org



La Semilla de la Reproducción está en su Fruto

  (English)
¿Como espera Dios que alcancemos a las personas? En el libro de Génesis vemos una clave. En el jardín del Edén el Señor colocó árboles con semillas en el fruto. Siempre recuerde esto: la capacidad o el poder de reproducción está en la semilla y la semilla está en nuestro fruto. Para que el fruto sea comestible, no puede ser amargo o duro. De hecho, el fruto amargo es un fruto inmaduro o peor aún, venenoso. Nuestro fruto debe ser blando y dulce, y sobrenatural.



Así, si usted desea ver la realidad de Dios reproducida en sus seres queridos y amigos, determine en su corazón caminar en el fruto del Espíritu. El potencial para la reproducción está en la semilla, y la semilla está en el fruto. Y si peca o tropieza, lo cual todos hacemos por momentos, arrepiéntase delante de ambos, Dios y aquellos contra quienes ha pecado. Para un inconverso un arrepentimiento sincero es una señal segura de la Presencia de Dios en su vida.



Padres: ¿Quieren criar a sus hijos para Cristo? Entonces, anden en el fruto del Espíritu Santo. A medida que sus hijos se nutren de los frutos en su propia vida, las semillas dentro de los frutos reproducirán las mismas cualidades en sus seres queridos.



Amado, la estrategia para ganar a nuestros vecinos es amar a nuestros vecinos. Por tanto, caminemos en los frutos del Espíritu, en “amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fidelidad, mansedumbre, [y] dominio propio” (Gal. 5:22). Aquellos que le conozcan se encontraran atraídos a la vida de Cristo en usted. Porque a través del fruto en su vida ellos verán la santa influencia de Jesús. La semilla a reproducirse esta en su fruto.


 






~~~~~~~~~~~~~~



Siéntase en libertad de re enviar este mensaje; el reconocimiento de nuestro sitio en la red será grandemente apreciado.



Acuerdo de Reimpresión
Su interés en duplicar y re enviar este material es un gozo para nosotros. Solo le pedimos que provea la información del sitio en la red de los Ministerios Francis Frangipane. Como única excepción si el artículo es en realidad un extracto de un libro publicado por otra editorial, en ese caso ellos nos han pedido ser nombrados como referencia. Finalmente, cualquier pregunta sobre las enseñanzas de Francis Frangipane puede ser enviada a mensajes@frangipanehispano.org.



Traducción y Edición: Gabriela Rabellino

www.frangipanehispano.org

El “Factor Dios”

(English)
Difícilmente transcurre una noche sin que mi esposa y yo oremos por el mundo Musulmán, y más por Irán. Estamos de acuerdo en oración con millones de otros cristianos alrededor del mundo.

Estoy seguro de que todo el mundo sabe que el mundo se está moviendo hacia un momento crucial en el tiempo. Los líderes iraníes van agresivamente en pos de armas nucleares mientras simultáneamente se comprometen a destruir a Israel. Israel, por el otro lado, se ha jurado que Irán no obtenga armas nucleares. Israel, por su parte, se ha jurado que Irán no obtenga armas nucleares. El mundo que observa ha incrementado sus paralizantes sanciones contra Irán, pero fue en vano. Parece inevitable que estas dos naciones se reunirán en una guerra que dejará pocos sobrevivientes.

 Estados Unidos de Norteamérica, por su parte, se ha comprometido a apoyar a Israel. El mundo musulmán sabe que los Estados Unidos (y sus aliados europeos) están debilitados económicamente y cansados de la guerra, sin embargo, los EE.UU. están decididos a enfrentarse militarmente a Irán si las sanciones no detienen las ambiciones de Irán.

 Aunque el escenario se está preparando para un conflicto masivo, no creo que esta temida confrontación sea inevitable. Permítame explicarme: el Islam se divide en dos grandes sectas. Aproximadamente el 80% del mundo musulmán es sunita, y el resto en su mayoría chiitas y algunas sectas más pequeñas. Estos dos grandes grupos han coexistido, pero se tienen un odio histórico y desconfían unos de otros.

Irán es parte de la secta Chiíta, más pequeña. Por lo tanto, la determinación de Irán de desarrollar armas nucleares no es sólo una amenaza para Israel, sino una inaceptable ventaja que amenaza a la mayoría del mundo Suní. Un Irán nuclear tiene el potencial, no sólo para iniciar una guerra catastrófica con Israel, sino que fácilmente podría extender el caos y el conflicto en todo el mundo musulmán y más allá.

 Sin embargo, siempre hay un tercer componente para determinar el futuro, y es el "factor Dios". El hecho es que en los últimos años el cristianismo ha experimentado un crecimiento explosivo en Irán. Hace poco conocí por correo electrónico a una notable mujer iraní. Nasrin nació siendo musulmán en Irán, sin embargo, se encontró con Cristo a través de sueños y visiones sobrenaturales de Jesús, que la llevaron a estudiar la Palabra de Dios. Ahora ella vive en los EE.UU. En un reciente correo electrónico, dijo,

 Dios está obrando en Irán de una manera poderosa. Antes de la revolución islámica de 1979, había aproximadamente 500 conversos conocidos en Irán. Sin embargo, muchos de los líderes misioneros de hoy en día creen que ahora cerca de un millón de convertidos iraníes sirven  a Cristo en escondidas iglesias en casas  El Señor está exponiendo a la gente en Irán el lado oscuro del Islam y Jesús se revela a través de visiones y sueños. La gente en Irán ha llegado a asociar al Islam con el odio y la guerra, y están abriendo sus corazones al Príncipe de la Paz.

 Su testimonio da una idea de una de las razones por la cual Irán ha estado arrestando a los cristianos, especialmente a pastores, ya que tratan de frenar el rápido crecimiento de la iglesia en Irán.

Además, tuve otra experiencia con un iraní que iba sentado a mi lado en un vuelo a Atlanta. Mientras pasaba hacia el apretado asiento del medio, puso un gran libro en el bolsillo del asiento delante de él. Pensé que el libro era el Corán, así que empecé a hablar con él sobre el Islam. Él me interrumpió y dijo: "No se trata de un ejemplar del Corán, es la Biblia. Yo soy iraní. Muchos de mis correligionarios musulmanes se han convertido en cristianos. Yo también estoy interesado en aprender acerca de Jesús."

 Dios está haciendo algo en Irán. Esta es la iniciativa de Dios que me da esperanza de que la opción militar no sea necesaria. Por lo tanto, me dirijo a ustedes como personas de oración, fe y visión: intercesores de todo el mundo ¡unámonos en oración por Irán! El enfoque de nuestra intercesión debe ser el mundo musulmán en general, pero en particular por los líderes de Irán. Oremos asimismo fervientemente por la iglesia en Irán, y también Israel.

 ¿Podemos atrevernos a esperar tales irrumpimientos? Por supuesto. No fue hace mucho tiempo atrás cuando la Unión Soviética se derrumbó delante de nuestros ojos. Desde su caída más personas han venido a Cristo en todo el mundo que la suma de todas las conversiones antes de su desaparición. Estamos cerca de los tiempos del juicio, pero no estamos todavía allí. El Espíritu Santo todavía no se ha derramado sobre TODAS las naciones (Hechos 2), ¡y esto incluye al mundo musulmán!

 Yo creo que una gran cosecha va a ocurrir en el mundo musulmán. La primera etapa de un derramamiento es el despertar de la intercesión en el pueblo de Dios. De hecho, supliquemos al Señor de la mies que envíe obreros a este campo de cosecha, y más allá a todo el mundo islámico. Que nosotros, como seguidores de Jesucristo, no olvidemos nunca el factor Dios cuando oramos por el futuro.




Nasrin Z. escribió un inspirador libro su caminar. Usted puede estar interesado en comprar una copia. Se llama Passing Through the Fire: Pathway to Freedom” y está disponible en los sitios de Amazon y  Barnes and Noble .



~~~~~~~~~~~~~~



Siéntase en libertad de re enviar este mensaje; el reconocimiento de nuestro sitio en la red será grandemente apreciado.



Acuerdo de Reimpresión

Su interés en duplicar y re enviar este material es un gozo para nosotros. Solo le pedimos que provea la información del sitio en la red de los Ministerios Francis Frangipane. Como única excepción si el artículo es en realidad un extracto de un libro publicado por otra editorial, en ese caso ellos nos han pedido ser nombrados como referencia. Finalmente, cualquier pregunta sobre las enseñanzas de Francis Frangipane puede ser enviada a mensajes@frangipanehispano.org.

Traducción y Edición: Gabriela Rabellino


www.frangipanehispano.org