Cuidado con la fortaleza del amor frío




¿Esta  tu amor aumentando y volviéndose más tierno, más atrevido y más visible? ¿O se ha vuelto más discriminador, más calculador, menos vulnerable y menos disponible? Este es un asunto muy importante, pues nuestro cristianismo solamente es tan verdadero como lo sea nuestro amor. Una notable disminución en nuestra capacidad de amar evidencia que estamos desarrollando una fortaleza de amor frio en nosotros.

 

Jesús nos advirtió acerca de nuestro tiempo. Él dijo: “Muchos tropezaran entonces, y se entregaran unos a otros, y unos a otros se aborrecerán. Y muchos falsos profetas se levantaran, y engañaran a muchos; y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriara" (Mateo 24: 10-12). Por lo tanto, pidámosle honestamente al Señor que nos examine: ¿Es nuestro amor frio o caliente? La falta de consideración de otra persona puede habernos herido profundamente, pero en vez de perdonar la herida o acercarnos a ellos y discutirlo de acuerdo a Mateo 18, vamos a otros con nuestra queja. Entonces la herida comienza a germinar una raíz de amargura, y muchos están siendo engañados (Heb 12:15). Lo que está creciendo en nosotros no es amor sino amargura, la cual es una venganza sin realización.

 

Nuevamente Jesús advirtió “[vendrían] piedras de tropiezo” (Mateo 18:7). Habrá momentos cuando incluso buenas personas tendrán malos días; nunca Habrá un momento cuando las “piedras de tropiezo” dejaran de existir en nuestro camino. Recuerde también, que las personas no tropiezan sobre cantos rodados sino sobre piedras—pequeñas cosas.  Cuando usted ha tropezado con algo, ha dejado de caminar.

¿Ha tropezado recientemente sobre la debilidad o el pecado de alguien? ¿Ha permanecido amando como lo hizo antes, o esa caída le ha hecho dejar de caminar en amor? Para preservar la calidad de su amor, debe perdonar a aquellos que le han hecho tropezar. Dependiendo de cuál sea el hecho, puede ser que legítimamente no pueda más confiarles, pero no tiene una razón para dejar de amar.

 

Cada vez que se niega a perdonar o falla en pasar por alto una debilidad en otra persona,  su Corazón no solamente se endurece hacia ellos, se endurece hacia Dios. Puede que usted piense que todavía está abierto a Dios, pero los escrituras son claras: “Si alguno dice: yo amo a Dios, y aborrece a su hermano, es mentiroso, pues el que no ama a su hermano a quien ha visto, ¿Cómo puede amar a Dios, a quien no ha visto? “ (1 Juan 4:20). Puede que no le guste lo que alguien haya hecho, pero no tiene usted una opción para dejar de amarlo.

¿Qué significa aquí el término amor? Primero que todo, no significa “amor duro". Quiere decir amor persistente, amor abierto, amor suave, amor afectuoso, amor sensible. Con toda seguridad Dios va a ser duro cuando necesita serlo, y seremos firmes cuando nos diga que seamos firmes, pero bajo nuestra firmeza debe haber un rio de amor que espera para saltar en acción. Cuando tenemos amor por alguien, hemos decidido que vamos a permanecer con esa persona, sin tener en cuenta por lo que estén atravesando. Me comprometo.

 

 

Cada uno de nosotros necesita personas que nos amen, que estén comprometidas con nosotros como individuos a pesar de nuestras imperfecciones. La plenitud de Cristo no vendrá sin cristianos que se paren unos por otros en amor. No estamos hablando de la salvación sino de crecer en la salvación hasta que nos preocupemos los unos por los otros, así como Cristo se ha comprometido a si mismo por nosotros.

 

El objetivo de derribar la Fortaleza del amor frio es ver nuestros corazones restaurados al Corazón de Cristo.  Usted se sentirá desafiado por esto, pero si persiste, descubrirá la altura y profundidad y la anchura del amor de Cristo.  Se volverá en “un cuerpo lleno e inundado con Dios Mismo” (Efesios 3:19 del inglés versión amplificada).

 


 

~~~~~~~~~~~~~~~~~

 El mensaje precedente fue adaptado de un capítulo en el libro del Pr. Francis "Los Tres Campos de la Lucha Espiritual" (Publicado por Editorial Desafío). Por derechos de reimpresión por favor contactar a la editorial.

 

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

Por favor siéntase en libertad de reenviar este mensaje a otros. Agradecemos el reconocimiento de nuestro sitio en la red.


Acuerdo de Reimpresión
Se permite la duplicación y re transmisión de estos escritos con la condición de que la fuente completa y la información del sitio en internet del Ministerio Francis Frangipane sean incluidas; a menos que articulo sea un extracto de un libro de otro editor. De ser así, por favor póngase en contacto con el citado editor para obtener el permiso de reimpresión. De igual manera las publicaciones que son puestas a la venta necesitan permiso escrito. Finalmente, de ninguna manera el material puede ser tomado fuera de contexto para calumnia o para difamar este ministerio.



www.frangipanehispano.org

No hay comentarios.:

Publicar un comentario