Libertad a los cautivos


(English)
Aun en el día de su ira, la mano de Dios es guiada por su misericordia redentora. Lo que quiero decir es que muchos de los que le han fallado al Señor durante estos años pasados descubrirán que Él viene a liberarnos de la carga de la derrota y la condenación.

En efecto, cuando Jesús comenzó Su ministerio, abrió el libro del profeta Isaías en donde está escrita la que sería su misión:

 «El Espíritu de Jehová el Señor está sobre mí, porque me ungió Jehová; me ha enviado a predicar buenas nuevas a los abatidos, a vendar a los quebrantados de corazón, a publicar libertad a los cautivos, y a los presos apertura de la cárcel;  a proclamar el año de la buena voluntad de Jehová, …» (Isaías 61:1- 2).

Luego, enrolló el libro y dijo: «Hoy se cumple esta escritura delante de ustedes» (Lucas 4:21).

 Lo que me impacta aquí es que Jesús finalizó esta profecía sobre Sí mismo en mitad de una frase. La segunda mitad de la promesa de Isaías continúa describiendo el propósito completo de Dios en Cristo. Dice: «… y el día de la venganza de nuestro Dios» (Isaías 61:2).

Me encanta el balance de Dios: El Señor tiene un “AÑO” de favor para nosotros, pero solo un “DÍA” de venganza. Aun así, cuando pensamos en venganza, nuestra imaginación con frecuencia visualiza eventos amedrentadores, terror y calamidades. Tenemos la esperanza de no estar ni siquiera cerca cuando caigan los juicios de Dios.

 Sin embargo, una primera manifestación de la ira de Dios es que Él viene contra aquellos  poderes espirituales que han estado oprimiendo y  asediando a Su pueblo. Lo que tenemos que entender es que la ira de Dios sobre Sus enemigos se manifiesta como la liberación y la libertad para Su pueblo! Lea de nuevo el resultado de "el día de venganza de nuestro Dios": Él viene:

«A consolar a todos los que están de duelo, y a confortar a los dolientes de Sión. Me ha enviado a darles una corona en vez de cenizas, aceite de alegría en vez de luto, traje de fiesta en vez de espíritu de desaliento. Serán llamados robles de justicia, plantío del Señor, para mostrar su gloria» (Isaías 61:2b-3).

Un aspecto muy significativo de la ira de Dios es que El viene a destruir aquello que nos ha estado destruyendo a nosotros! Escuche Su promesa: “Pero así dice Jehová: Ciertamente el cautivo será rescatado del valiente, y el botín será arrebatado al tirano; y tu pleito yo lo defenderé, y yo salvaré a tus hijos.” (Isaías 49:25).

 Muchos cristianos sufren con ataques demoniacos y debilidades, mas aun la promesa de Dios hacia nosotros es que El peleara con los espíritus que pelean con nosotros: demonios que roban a las personas del gozo, la fuerza, y la salud. Contra éstos el Señor tiene un día de ajuste de cuentas.

Desde nuestra perspectiva, ¡el juicio de Dios sobre el pecado es nuestra libertad de la opresión! Nuestro Señor nos trae “consuelo” en vez de luto, una “diadema en vez de ceniza” y un “manto de alabanza en vez de espíritu abatido.”

La meta de Dios
El Señor desea liberarnos, ¡pero no para que descansemos debajo de nuestra higuera! Nos libera para que podamos liberar a otros. Él dice que los suyos «reconstruirán las ruinas antiguas, y restaurarán los escombros de antaño; repararán las ciudades en ruinas, y los escombros de muchas generaciones» (v. 4).

¡Muchos que hoy son ruinas antiguas serán levantados para servir a Dios con alegría al final de esta era! Muchos pecadores quienes, en sus corazones, han llorado por libertad atravesaran la obra regeneradora del Espíritu Santo y, como nuevas criaturas en Cristo, serán poderosamente usados en los días por venir. Ciertamente, muchos  que están convencidos de que el Señor los rechazó, encontrarán la gracia de Dios poderosamente extendida hacia sus corazones. El primer mal que Cristo juzgará y removerá es la carga de desesperanza.

Incluso a cada uno de nosotros hoy,  todavía el Señor viene a “vendar a los quebrantados de corazón, a proclamar libertad a los cautivos y liberación a los prisioneros”. (Isaías 61:1).

~~~~~~~~

La enseñanza precedente fue adaptada de un capitulo en el libro del Pastor Frangipane Los Días de Su Presencia. Este libro puede adquirirse en editorial Arrow Publications en www.arrowbookstore.com
~~~~~~~~

Siéntase en libertad de re enviar este mensaje; el reconocimiento de nuestro sitio en la red será grandemente apreciado.
 

Acuerdo de Reimpresión
Su interés en duplicar y re enviar este material es un gozo para nosotros. Solo le pedimos que provea la información del sitio en la red de los Ministerios Francis Frangipane. Como única excepción si el artículo es en realidad un extracto de un libro publicado por otra editorial. En este caso ellos nos han pedido ser nombrados como referencia. Finalmente, cualquier pregunta sobre las enseñanzas de Francis Frangipane puede ser enviada a mensajes@frangipanehispano.org.


Traducción y edición: Gabriela Rabellino


Francis Frangipane Derechos de Autor 2014
Todos los Derechos Reservados


www.frangipanehispano.org

No hay comentarios.:

Publicar un comentario