La tierra está llena de la gloria de Dios - Parte Uno


(English)
Hay muchas razones legítimas para buscar a Dios, y el Señor con gracia las recibe a todas. Más aun es solamente porque verdaderamente no lo conocemos que nuestra motivación es conducida por crisis. Por tanto, audazmente llevemos a El nuestras necesidades, pero levantemos también nuestros ojos más arriba y contemplemos a Quien nos ayuda. Porque si realmente vamos a buscar la gloria del Señor, descubriremos también que todas nuestras necesidades son también cubiertas.

 

No es suficiente saber que Dios existe. Si es que vamos a vivir  con la consciencia de lo celestial, debemos ser libres de las limitaciones terrenales. Para despertar la fe, el Espíritu Santo nos llevara a través de épocas cuando la Presencia de Dios no puede ser claramente discernida. El objetivo del Señor durante estos tiempos es llevar nuestros sentidos espirituales a la madurez.

 

Por lo tanto no aceptemos que Dios se ha escondido de usted de manera permanente, aunque pueda parecerlo durante las pruebas. El nos está enseñando a ver en la oscuridad y a escuchar en el silencio. El se dando a conocer a nuestro hombre interior de manera que, independientemente de las circunstancia externas, podemos ser guidados por Su Espíritu continuamente.

 

Para ver a Dios, es imperativo que nuestra visión se vuelva spiritual y nos simplemente sensorial. Para escuchar a Dios, debemos aprender a callar el clamor de nuestros temores y deseos carnales.  El resultado de este obrara spiritual interior es una creciente percepción que  nada es imposible para Dios. Los tiempos de oscuridad, aunque viene como un enemigo, en realidad nos impulsan a buscar a Dios con mayor denuedo; aprendemos a reverencia la luz de Dios aun más. Nunca confunda la oscuridad temporaria con la ceguera permanente, porque el entrenamiento de hoy es el proceso mismo que nos abre a ver la gloria de Dios. En última instancia, veremos  y descubriremos la verdad acerca de lo que escribió Isaías, que “toda la tierra está llena de [Su] gloria” (Isa. 6:3).

 

Adaptado del libro del Pastor Frangipane Me buscarán y me hallarán. Disponible en www.arrowbookstore.com

 

 

 

 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario