El bautismo de luz

Como cristianos tendemos a venir de escuelas únicas de pensamiento acerca de los tiempos finales. Algunos creen que el Rapto puede ocurrir en cualquier momento; otros ven a la iglesia pasando por parte, sino por toda la tribulación. Otros están confiando que, cuando sea que se produzca el rapto, estarán preparados.

La Biblia misma se centra en eventos oscuros y futuros que ocurrirán durante las últimas horas de la era. No quiero minimizar ese enfoque, porque es real. Sin embargo, hay más en el calendario de Dios que el rapto o la tribulación. Yo creo que habrá un bautismo de luz para aquellos que verdaderamente siguen a Cristo.

Evidencia de la Presencia de Cristo
Considere lo siguiente: Inmediatamente antes de la transfiguración, Jesús dijo a sus discípulos algo notable. Él dijo: " De cierto os digo que hay algunos de los que están aquí, que no gustarán la muerte hasta que hayan visto el reino de Dios venido con poder " (Marcos 9: 1). Jesús dijo claramente que algunos de sus discípulos del primer siglo  verían el " reino de Dios después de que haya venido con poder. "


Jesús no estaba hablando del Rapto ni del derramamiento del Espíritu Santo en Pentecostés. Él estaba hablando de la Transfiguración. De hecho, los cuatro Evangelios nos dicen que una semana después, Jesús tomó a Pedro, Santiago y Juan y los llevo a un monte alto, donde " se transfiguró delante de ellos" (Marcos 9, 2).

Lo que Jesús reveló a sus discípulos en el Monte de la Transfiguración era una imagen de la manifestación de la gloria de Dios de los últimos tiempos en la iglesia del reino. Jesús verdaderamente mostró " a algunos" de sus discípulos - Pedro, Santiago y Juan – como luciría el Reino de Dios " después de que haya venido con poder " (Marcos 9: 1).

Continúe conmigo
La transfiguración es una imagen de lo que yo llamo el "bautismo de luz. " Es Isaías 60 cumplido. Es el reino limpio de cizaña, donde los " justos resplandecerán como el sol " (Mateo 13: 43). Es Daniel 12: 3, donde " Los entendidos resplandecerán como el resplandor del firmamento " Es la esposa de Cristo vistiéndose de lino fino, " limpio y resplandeciente" (Apocalipsis 19: 8).

Pero no es el Rapto. Yo creo en el Rapto (1 Tes. 4: 13-18). El bautismo de luz es antes del Rapto. En el Rapto nuestros cuerpos cambiaran, lo  mortal se viste de inmortalidad, etc. Durante la Transfiguración, el cuerpo de Jesús permaneció esencialmente igual, solo que resplandecía en luz. Todavía sufrió y murió. En el Rapto nunca vamos a morir.

El bautismo de la luz es la culminación de lo que Pablo escribió a la iglesia de Corinto: " Por tanto, nosotros todos, mirando a cara descubierta como en un espejo la gloria del Señor, somos transformados de gloria en gloria en la misma imagen, como por el Espíritu" (2. Corintios 3:18).

La palabra traducida " transformado " es exactamente la misma palabra traducida como " transfigurado " en los Evangelios.

La Transfiguración. El bautismo de luz. Vea, esto es lo que le espera a la iglesia vencedora al final de la era.

Como dijo Jesus, “La gloria que me diste, yo les he dado, para que sean uno, así como nosotros somos uno. Yo en ellos, y tú en mí, para que sean perfectos en unidad, para que el mundo conozca que tú me enviaste, y que los has amado a ellos como también a mí me has amado” (Juan 17:22-23). 

Es por esto que, cuando vemos la oscuridad cubriendo la tierra una parte de mí se siente alentada. Porque es en el contexto de una profunda oscuridad que cubre a la gente que Cristo pronuncia su mandamiento: " Levántate, resplandece; porque ha venido tu luz, y la gloria de Jehová ha nacido sobre ti " (Is . 60: 1-3). 

~~~~~~~~

El mensaje ha sido tomado del libro del Pastor Francis, Los días de Su presencia, donde se extiende sobre esta enseñanza.



Traducción y edición: Gabriela Rabellino




No hay comentarios.:

Publicar un comentario