La unión de la fé y la humildad



(English)
No podemos avanzar espiritualmente sin fe y sin humildad. De hecho, fe sin humildad se torna inevitablemente en presunción, mientras que la humildad sin fe nunca va más allá de la opresión.

Considere: en parte, la naturaleza de la fe es poseer las promesas de Dios. El Omnipotente mando a Israel a poseer la Tierra Prometida. Las escrituras nos dicen que sin fe es imposible agradar a Dios y que lo que sea que se haga sin fe, es pecado (Heb. 11:6; Rom. 14:23). Así, la fe une el corazón humano con Dios. Como resultado, el pecador se apropia de la justicia de Dios, y aquellos que estaban muertos ganan acceso a la vida de Dios. El cristianismo sin fe es como una computadora sin electricidad; los circuitos del “conocimiento correcto” pueden estar en su lugar, pero no hay luz, ni electricidad ni funcionalidad.

Más aun, donde la fe posee, la humildad se rinde. Considere a Cristo como nuestro ejemplo. Habrá un tiempo cuando toda rodilla se doblara y toda lengua confesara que Jesus es el Señor (Fil 2:10-11); los reinos de este mundo finalmente se volverán el reino de nuestro Señor (Apoc 11:15). Sin embargo, la reacción de Cristo frente a la sujeción del mundo es entonces “entregárselo al … Padre” (1 Cor 15:24).

Poseyendo la mente del Redentor


Como cristianos gastamos mucho tiempo luchando básicas, elementales batallas; “¿Soy salvo realmente?” “¿He sido realmente perdonado?” El hecho es, Dios tiene mucho más para nosotros. El busca conformar nuestros pensamientos a los reales pensamientos de Cristo. Ciertamente, el Espíritu Santo viene, no solamente a darnos escalofríos o sensaciones corporales, sino a reestructurar nuestras actitudes y percepciones hasta que pensemos los pensamientos de Jesús.

Considere las notables revelaciones de Pablo. El escribió,

“Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura, y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente. En cambio el espiritual juzga todas las cosas; pero él no es juzgado de nadie. Porque ¿quién conoció la mente del Señor? ¿Quién le instruirá? Mas nosotros tenemos la mente de Cristo.” (1 Cor. 2:14-16).

Esta revelación es impresionante: nosotros tenemos la mente de Cristo. Dios quiere que tengamos el discernimiento mismo de Cristo.   


La fortaleza de la semejanza a Cristo


(English)
El más alto propósito de Dios

La mayoría de los cristianos solo se comprometen en la batalla espiritual con la esperanza de aliviar sus problemas del momento, o para alcanzar existencias "normales". Sin embargo, el propósito de todos los aspectos de la espiritualidad, inclusive el de la batalla, es llevarnos a la imagen de Cristo. Nada, ni la alaban­za, ni la guerra, ni el amor, ni la liberación, se obtienen en verdad, si fallamos en ese objetivo singular de nuestra fe: la semejanza con Cristo.

Recordemos que Dios libero a los antiguos hebreos y los sacó de Egipto para poder llevarlos a la tierra prometida. De manera similar, El nos libero y nos salvo del pecado, no para permitirnos vivir para nosotros mismos, sino para que pudiéramos llegar a la seme­janza con Jesus. Lo que llamamos “salvación” es la primera fase del ser conformados a Cristo. Si fracasamos en ver esto, fácilmente nos  encontraremos metidos en los mismos pecados que nos oprimieron en primer lugar.


El cristiano radical

Gracias por su interés en los mensajes en español del Pastor Francis.

La versión en español estará aquí en breve.

Gracias por acompañarnos en oración mientras trabajamos en la traducción.

Esperamos verle regresar pronto para la lectura.

Muchas gracias

¡Revele la plenitud de Cristo!

(English)
La virtud de cualquier institución no es tanto sus doctrinas o su estructura, sino que reside en la calidad de las personas que produce.

Una unción nueva y fresca
Algunos de ustedes han estado luchando, sin saber lo que Dios tiene para ustedes. Han  pasado por una temporada en la que el Señor ha revelado su necesidad de Él de maneras muy dramáticas. Jesús mismo ha estado cerca de usted; sin embargo, Su cercanía no ha sido  simplemente a modo de  bendiciones externas, sino a manera de la cruz. Sin embargo, usted se ha deleitado en esto, porque  el camino de la cruz se ha convertido cada vez más en el camino de su vida.

Al mismo tiempo, muchas de sus ideas y programas, que alguna vez fueron ungidos, ahora parecen débiles e ineficaces. Incluso algunos de sus temas cristianos favoritos, así como el gobierno de la iglesia en general, se han reducido a una definición más pura y simple del cristianismo. Lo que desea es simplemente conocer a Jesús. Debido a que este ha sido Dios obrando en usted, se siente inspirado.

Un corazón agradecido

(English)
La calidad misma de su vida, ya sea que la ame o la odie, está basada en cuan agradecido está usted con Dios. Es nuestra actitud la que determina si la vida para usted es un lugar de bendiciones o de desgracia y miseria. De hecho, mirando a un mismo rosal, algunos se quejaran de que las rosas tienen espinas mientras que otros se regocijaran que las rosas vienen con espinas. Todo depende de su perspectiva.

Esta es la única vida que usted tendrá antes de entrar a la eternidad. Si usted quiere encontrar gozo, debe primero encontrar gratitud. Ciertamente, el que está agradecido por poco, disfruta mucho. Pero el alma desagradecida es siempre miserable, quejándose en todo tiempo. Vive fuera del abrigo del Altísimo.

Quizá el peor enemigo que tenemos no es el diablo sino nuestra propia lengua. Santiago nos dice, “La lengua esta puesta entre nuestros miembros. . . e inflama el curso de nuestra vida” (Santiago 3:6). Continúa diciendo que este fuego es encendido por el infierno. Considere lo siguiente: ¡con nuestras propias palabras podemos entrar al espíritu del cielo o a las agonías del infierno!

Sus hijos regresarán por Joy Frangipane Marion


(English)
[Este mensaje fue escrito por la hija de Francis, Joy en 1995. Sentimos que sería de especial bendición a aquellos de ustedes que estén en oracion por sus hijos. Hoy en día, Joy y su esposo, Steve, tienen dos hijos. Ella es una exitosa mujer de negocios quien continúa siendo una inmensa bendición para sus padres.]
~ ~ ~ ~ ~ ~
Nadie puede decirme que padres e hijas no pueden tener una relación cercana, y hasta volverse los mejores amigos .La gente tiene casi envidia del amor que mi papá y yo nos profesamos .El único momento que discutimos es para decidir quién ama más a quien. Pero nuestra relación no siempre fue así de cálida .Hubo un tiempo en mi vida en que pensé que había perdido la habilidad de amar a mi padre. Yo era una joven estudiante cristiana asistiendo al secundario público. Mi antecedente cristiano me hacía diferente. Yo era nueva, buscando ansiosamente aceptación. Las reglas de mi padre parecían ser la fuente de mis rechazos.

Alimentada por mis inseguridades, a mis ojos, mi padre era la raíz de mis problemas. Mientras que yo establecí un estándar adecuado de reglas y batallaba para vivirlo, él era estricto. Yo me enojaba porque él se rehusaba a retractarse de los estándares que él sabía estaban bien. El rechazaba condescender a mi ignorancia para mantener mi aceptación.

El Señor cuya espada está desenvainada

(English)
Hay algo en el momento justo antes del mover de Dios, que hace que muchos se pregunten si el Señor en realidad está a favor o en contra de ellos. El parece que nos enfrentara, muy “distinto” de aquel en quien hemos aprendido a confiar. Sin embargo, durante los últimos años, esa es exactamente la situación en las relaciones del Señor con la iglesia. El Señor ha estado de pie ante nosotros, con su espada desenvainada. El nos está llamando a seguirlo a la guerra.

Quizás nosotros mismos hemos tenido un tiempo donde la espada del Señor parece como dirigida hacia nuestro corazón. Tengamos la certeza que Dios está por nosotros. De hecho, su propósito expreso es liberar esa misma espadas del Espíritu, que es la Palabra de Dios (Efesios 6:17), por medio de nuestras palabras y oraciones. Pero antes que la espada del Señor salga por nuestra boca, debe pasar primero por nuestro corazón.

Pero no nos retiremos, ni nos asustemos por esta nueva revelación del Hijo de Dios, pues El esta, de hecho entrenándonos para la batalla. Cuando llegue el tiempo en que estemos completamente preparados, seremos en su ejército guerreros sin miedo.

Su tiempo señalado aún le espera


(English)
Tiempos señalados
A pesar de la creciente conmoción en nuestro mundo, un ultimo, gran derramamiento de misericordia durante los tiempos finales permanece (ver Mateo 24:14; Hechos 2:17). Esta estación sobrenatural de gracia no es algo por lo cual debemos implorar a Dios. No, su venida ha sido predeterminada. Es un “tiempo señalado” del Señor. 

Un tiempo “señalado” o “arreglado” es un abierto despliegue de la soberanía y el poder de Dios, sea llamando a una persona o llamando a una nación. Es la estación en la que Dios cumple las esperanzas y sueños de Su pueblo.

Como está escrito,

 “Mas tú, Jehová, permanecerás para siempre, Y tu memoria de generación en generación.  Te levantarás y tendrás misericordia de Sion, Porque es tiempo de tener misericordia de ella, porque el plazo ha llegado” (Salmo 102:12-13). 

Rendición del que guarda la visión


(English)
Caminar con Dios es caminar un sendero de entrega/rendición en aumento, y confianza. De hecho, el tiempo está cerca cuando el Señor Jesús confrontará nuestras tendencias de controlarlo a El. No solamente conoceremos doctrinalmente que Cristo es el Señor, sino que también le serviremos a El como Señor.

Cristo en nosotros
Para entender mejor los cambios que Dios está iniciando en la iglesia, vamos a estudiar la vida de María, la madre de Jesús, Más que ninguna otra mujer, Dios bendijo a María. Solo a ella le fue dado el maravilloso privilegio de dar a luz al Hijo de Dios.

Mientras la promesa y el propósito del Señor con María fueron sin igual, en dos formas significantes Su promesa para nosotros es similar. Primero, aún cuando María recibió a Cristo dentro de su cuerpo físico, nosotros hemos recibido a Jesús en nuestros espíritus. Y segundo, mientras ella dio nacimiento a Cristo, nuestra búsqueda es ver a Jesús sin grilletes, ni trabas, de la matriz de nuestra religión acerca de El. Nuestro destino no es solamente llevar a Cristo dentro de nosotros, mas revelar la plenitud de Su gloria en este mundo.

Incluso ahora mismo, habitando en nuestros espíritus, en el fondo y más profundamente que las doctrinas de nuestras iglesias, esta el Espíritu de Cristo mismo. La consecuencia de esta unión del Espíritu de Cristo con nuestros espíritus amplia la creación original de siete días en el octavo día. Nosotros somos nuevas criaturas en una nueva creación. (Vea Gálatas 6:15). En este nuevo comienzo para el eterno plan de Dios, Jesucristo es el primerizo en una nueva raza de hombres (véase 1 Cor. 15:45). 

El valle de la fertilidad - Parte 2

(English)
" ¡Cuán bienaventurado es el hombre cuyo poder está en ti, en cuyo corazón están los caminos a Sion! Pasando por el valle de Baca lo convierten en manantial¨ (Salmo 84:5-6).


¿Lo ha aislado el enemigo, haciéndolo dudar del amor de Dios?  No se olvide, mientras aun éramos pecadores, Cristo murió por nosotros. Incluso sus cabellos están contados. A El le importa. Es Su amor por nosotros que redime nuestras dificultades, el no solamente trae algo bueno de lo que se propuso para mal sino que asimismo nos capacita para librar a otros.

Considere a Jose. El fue el segundo de los hijos de Jacob y el preferido de Su padre. Su caminar con Dios comenzó con sueños y visiones. La vida de Jose es un modelo para muchos que han tenido un genuino llamamiento de parte de Dios.  Nuestro caminar con Dios puede asimismo haber comenzado con un “folleto de viaje” de sueños y visiones donde Dios nos da una imagen de Su destino para nosotros. Lo que fracasamos en ver es la ruta al cumplimiento de las promesas de Dios. 

El valle de la fertilidad - Parte 1

(English)
Las batallas que enfrentamos con frecuencia son intensos tiempos de debilidad, aflicción y confusión.  Si se hicieran graficas de los eventos en nuestras vidas, estos serian los puntos más bajos. Más aun así Dios no es menos con nosotros durante las dificultades que en otro tiempo. De hecho, estos valles a menudo son tan parte del plan de Dios como nuestras experiencias en lo alto del monte.

Hay una historia en la Biblia que claramente habla de esta verdad. Israel acababa de ser derrotada por los arameos en una batalla en el monte. En 1 Reyes, capitulo 20, leemos:

 “Vino luego el profeta al rey de Israel y le dijo: Ve, fortalécete, y considera y mira lo que hagas; porque pasado un año, el rey de Siria vendrá contra ti.  Y los siervos del rey de Siria le dijeron: Sus dioses son dioses de los montes, por eso nos han vencido; mas si peleáremos con ellos en la llanura, se verá si no los vencemos.

Levántate y resplandece

(English)
«Para esto Dios los llamó por nuestro evangelio, a fin de que tengan parte en la gloria de nuestro Señor Jesucristo» (2 Tesalonicenses 2:14)

El mandato claro de la Palabra de Dios para quienes vivan los últimos tiempos es que sean intrépidos al enfrentar las tinieblas. Hablando a través del profeta Isaías, el Espíritu del Señor ordena a los suyos:


            « ¡Levántate y resplandece, que tu luz ha llegado!
                ¡La Gloria del Señor brilla sobre ti!
                Mira, las tinieblas cubren la tierra,
                y una densa oscuridad se cierne sobre los pueblos.
                Pero la aurora del Señor brillará sobre ti;
                ¡sobre ti se manifestará su gloria!
                Las naciones serán guiadas por tu luz,
                y los reyes, por tu amanecer esplendoroso»
                                                                 -Isaías 60:1-3-


Por cuanto la segunda parte de Isaías 60 contiene referencias al milenio, adicionalmente algunos ubicaron el cumplimiento de todo este capítulo en tiempos futuros. Pero déjeme preguntarle algo: ¿cubrirán las tinieblas la tierra durante el milenio? Durante el glorioso reinado de Cristo cuando la muerte, el pecado y la aflicción desaparezcan, ¿se cernirá densa oscuridad sobre los pueblos? La verdad es que, aunque la profecía de Isaías ciertamente concluirá en el milenio, comienza durante las últimas horas de esta era.

La cosecha silenciosa


(English)
En un sueño me encontré dentro de la mente de un hombre que estaba muriendo. El hombre había estado en coma durante un tiempo; su familia había estado orando, pero no sabían si el había o no aceptado a Cristo. Todo lo que ellos con seguridad sabían era que a lo largo de su vida, el había resistido los esfuerzos de ellos por guiarlo a Cristo.

En el sueño, me volví tan consciente del estado mental de este hombre que sus pensamientos, sentimientos y luchas casi parecían míos. A pesar que sus ojos estaban casi cerrados y su visión nublada, el podía ver a sus seres queridos a su lado. Vi como intentaba alcanzar a su familia, pero exteriormente su brazo nunca se movió. Al percibir sus pensamientos, lo escuche pronunciar sus nombres, pero ningún sonido salió de sus labios. Un ser querido sosteniendo su mano le dijo, “Si me podes escuchar, pellízcame.” El escucho y presiono sus dedos sobre la mano, pero no fue visto movimiento alguno; su mano permaneció claramente sin vida. El estaba consciente, podía escuchar sus oraciones, sentía el calor de sus besos en su rostro, pero era totalmente incapaz de responder. 

Esta vez alabaré al Señor


(English)
No podemos pasar a través de la vida sin ser dañados. El dolor y la desilusión en este mundo son inevitables. Pero la manera como manejamos estos reveses forman nuestro carácter y nos preparan para la eternidad. Nuestras actitudes son el factor crucial que determina el nivel de inmunidad frente a las luchas. Más allá de las dificultades que hayamos enfrentado, y a pesar de los errores que hemos cometido, el fin de nuestras vidas puede tanto ser lleno de alabanza y acción de gracias – o lleno de miseria y queja. En el análisis final, lo que hayamos experimentado en la vida, será tan rico como los deseos que hayamos alcanzado o tan doloroso como las cosas que lamentamos.


La Biblia nos dice, “La esperanza que se demora es tormento del Corazón;” (Prov. 13:12). Esas profundas desilusiones en la vida tienen una manera de nunca dejarnos; penetran en nuestros corazones como fuego y entonces se endurecen en nuestra naturaleza como lava. Los reveses pueden dejarnos cautelosos acerca de nuevas empresas y suspicaces hacia nuevos amigos.


Nuestra herida restringe nuestra franqueza. Tenemos temor de ser dañados nuevamente por nuevas relaciones. Gradualmente, a menos que aprendamos como manejar el dolor correctamente, nos volvemos amargados y cínicos resentidos. Perdemos el gozo de estar vivos.


Una casa de pensamientos



(English)
Hay fortalezas satánicas sobre los países y las comunidades y hay fortalezas que influyen a las iglesias y a los individuos. Dondequiera que haya una fortaleza, hay un patrón de pensamiento inducido por el demonio. Específicamente, ésta es la “casa hecha de pensamientos” que se ha convertido en morada para la actividad satánica.

Quitándole  la armadura a Satanás
  “Cuando el hombre fuerte armado guarda su palacio, en paz está lo que posee. Pero cuando viene otro más fuerte que él y le vence, le quita todas sus armas en que confiaba, y reparte el botín” (Lucas 11:21-22).

Antes de ser salvos tú y yo éramos posesiones del demonio; Satanás era como el hombre fuerte armado que guardaba el palacio de nuestra alma. Sin embargo, el día de nuestra salvación, otro más fuerte, el Señor Jesucristo, atacó y venció a Satanás y le quitó todas sus armas. Nuestra experiencia del nuevo nacimiento puede variar muchísimo en los niveles naturales pero, en el ámbito espiritual, por cada uno de nosotros se condujo y se ganó una guerra muy similar. Si hubiésemos podido contemplar el mundo invisible, habríamos observado al Espíritu Santo que trabajaba con los ángeles de Dios, para destruir las primeras líneas de defensa de nuestro enemigo, su “armadura.”

Exactamente, ¿qué era esa armadura que protegía al diablo y nos impedía la salvación? La armadura en que confiaban los demonios estaba formada por todos los pensamientos, actitudes y opiniones donde nos encontrábamos de acuerdo con el mal. 

La fortaleza del piadoso: la humildad


(English)
Satanás teme a la virtud. Le aterroriza la humildad y la aborrece. Ve a una persona humilde y siente escalofríos por la espalda. Se le paran los pelos cuando los cristianos se arrodillan, porque la humildad es rendir el alma a Dios. Satanás tiembla ante el manso, pues en las mismas áreas donde una vez tuvo acceso ahora se levanta el Señor y él se aterra de Jesucristo.

¿Realmente contra quién luchamos?
Se recordará que, en la caída del hombre en el huerto del Edén, el juicio de Dios contra el demonio fue que él “comería polvo.” Recordemos también que del hombre Dios dijo: “Eres polvo” (Génesis 3:14-19). La esencia de nuestra naturaleza carnal – de todo lo que sea carnal en la naturaleza – es polvo. Es necesario ver la conexión aquí: Satanás come nuestra naturaleza carnal, terrenal, hecha de “polvo.” Satanás cena sobre aquello que rehusamos a Dios.

Por tanto, necesitamos reconocer que la fuente inmediata de muchos de nuestros problemas y opresiones no es demoníaca, sino carnal en su naturaleza. Debemos enfrentar el hecho que un aspecto de nuestra vida, nuestra naturaleza carnal, siempre será blanco del diablo. Estas áreas carnales suministran a Satanás una avenida de acceso lista para minar nuestras oraciones y neutralizar nuestro caminar con Dios. 

Los tres campos de la lucha espiritual

(English)
Introducción
Los tres campos de la lucha espiritual es un libro sobre la guerra espiritual. Sin embargo, antes de seguir adelante, tengo dos preocupaciones. La primera es nuestra necesidad de sabiduría. Hay un antiguo proverbio europeo que es digno de atención. Dice: “La edad y la perfidia siempre derrotarán a la juventud y al celo.” Antes de comprometernos en la guerra espiritual, deberíamos saber esto acerca de Satanás: es un enemigo viejo y extremadamente pérfido. Por otra parte, la fuerza de casi todos los cristianos está sobre todo en el idealismo y en un fervor que no se ha puesto a prueba. No es necesario que pase mucho tiempo, por lo general de cinco a diez años en el ministerio, y casi todo el celo se habrá desvanecido. Imperceptiblemente, el llamado ministerial se ha deteriorado pasando de un caminar con visión a un mero oficio.

Sucedió que el celo, por sí mismo, desafió la falsedad del infierno y perdió. El brillo de la visión juvenil se empañó bajo los negros nubarrones de los implacables ataques satánicos. Con el peso del desaliento y la frustración creciente, se aumentaron los términos medios y la liviandad, y con ello vino la iniquidad y la atadura espiritual.

El dominio de Satanás: el reino de las tinieblas


(English)
Muchos cristianos discuten sobre si el Diablo está en la tierra o en el infierno. Sobre si puede vivir en los cristianos o solamente en el mundo. El hecho es que el diablo está en las tinieblas. Dondequiera que haya tinieblas espirituales, allí estará el diablo.

Preparación para la guerra espiritual
Para casi todos los creyentes el término “guerra espiritual” introduce una dimensión nueva, pero no necesariamente bien recibida, en su experiencia cristiana. El pensamiento de enfrentar en batalla a los espíritus del mal, es un concepto inquietante, sobre todo porque llegamos a Jesús como ovejas perdidas, y no como guerreros. En definitiva, algunos en verdad nunca podemos iniciar la guerra espiritual, pero todos debemos enfrentar el hecho que el demonio ha comenzado la guerra contra nosotros. Por tanto, es esencial para nuestro bienestar básico que podamos discernirlas áreas de nuestra naturaleza que están sin vigilancia y abiertas a los ataques satánicos.

Las Escrituras dicen: “Y a los ángeles que no guardaron su dignidad, sino que abandonaron su propia morada, los ha guardado bajo oscuridad, en prisiones eternas, para el juicio del gran día” (Judas 6).

Para que los sueños se hagan realidad



(English)
Hace unos años atrás el Señor me habló a través de un sueño. Vi un templo en un campo abierto. Yo lo veía de costado desde una distancia aproximada de doscientas yardas. No podía ver su frente, aun así debía estar completamente abierto ya que una gran luz se proyectaba hacia afuera desde su interior. Palpitaba como un relámpago, y aun era solida como la luz del sol. Yo sabía que esta luz era la gloria de Dios.

El templo estaba tan cerca, que yo supe que con un pequeño esfuerzo podía entrar a la gloria de Dios. Su santa presencia estaba claramente a mi alcance. Había asimismo otros enfrente de mí que reconocí como personas de la iglesia. Todos parecían muy ocupados. Y mientras el templo y su luz eran visibles y completamente accesibles a todos, cada cabeza estaba inclinada hacia abajo y dados vuelta lejos de la luz; cada uno ocupado con otras cosas.

Escuche a una persona decir, “Debo lavar la ropa”. Otra dijo, “Debo ir a trabajar.” Pude ver gente leyendo diarios, mirando televisión, y comiendo. Estaba seguro que todos podían ver la luz si quisieran – aun más seguro que todos sabíamos que Su gloria estaba próxima. Había incluso algunas pocas personas leyendo la Biblia y orando, pero todos mantuvieron la mirada fija hacia abajo; cada uno tenía una barrera mental de algún tipo entre ellos mismos y el lugar de la presencia de Dios. De hecho, ninguno parecía capaz de ponerse de pie, darse vuelta, y caminar firmemente hacia la muy cercana gloria de Dios.

Un lugar para Él descansar


(English)
En el reino, no hay grandes hombre de Dios, simplemente hombres humildes a quienes Dios ha escogido para usar grandemente. ¿Cómo sabemos cuando somos humildes? Cuando Dios habla, temblamos. Dios está buscando un hombre que tiemble a Su Palabra. Este hombre encontrará el espíritu de Dios reposando sobre él ; se convertirá en el lugar de habitación del Altísimo.

Entrando en el Sabbat de reposo de Dios
“El cielo es mi trono y la tierra estrado de mis pies. ¿Donde está la casa que me habréis de edificar y donde el lugar de mi reposo?”
  —Isaias 66:1


Dios no pide nada más que a nosotros  mismos. El no desea lo que tenemos; El desea lo que somos. El busca crear en nuestros corazones un santuario para El mismo, un lugar donde El pueda descansar.

El arrepentimiento y el camino que Dios llama santo



(English)
Muchos están llamando nuestra nación a la oración. Me gustaría añadir a ese mensaje un llamado al arrepentimiento. Ciertamente, 2 Crónicas 7:14 no solamente nos llama a orar sino a humillarnos y a volvernos agresivamente contra la maldad. Entonces, en ese espíritu, buscamos el rostro de Dios. Hay demasiada liviandad entre nosotros. Necesitamos un irrumpimiento hacia el quebrantamiento. Hay un mover de Dios que viene, pero su profundidad alcanzara solamente el nivel al que nuestro arrepentimiento nos prepare.

El propósito de este mensaje es llevarnos más allá de decir simplemente que lo sentimos mucho, cuando hemos pecado. Dios quiere conducirnos a una actitud de arrepentimiento, qué hace que volvamos a él persistentemente hasta que se manifieste que el en nuestras vidas el fruto de justicia.

Los evangelios nos cuentan que antes del comienzo del ministerio de Cristo, “hubo un hombre enviado de Dios, el cual se llamaba Juan” (Juan 1: 6). Juan el Bautista fue enviado por Dios. El bautismo de arrepentimiento que predicó no fue el último acontecimiento para completar el Antiguo Pacto; fue el primer evento, el evento que prepare el terreno para el Nuevo Pacto. Juan fue enviado por Dios como precursor del ministerio de Cristo. Su único propósito fue sumergir al pueblo de Israel en una actitud de arrepentimiento (Hechos 19: 4). Se le encomendó “ir delante del Señor... y prepararle camino” (Marcos 1: 2-3)

La piedra que desecharon los edificadores

Gracias por su interés en los mensajes en español del Pastor Francis.

La versión en español estará aquí en breve.

Gracias por acompañarnos en oración mientras trabajamos en la traducción.

Esperamos verle regresar pronto para la lectura.

Muchas gracias

Unidos en la adoración y la guerra

Gracias por su interés en los mensajes en español del Pastor Francis.

La versión en español estará aquí en breve.

Gracias por acompañarnos en oración mientras trabajamos en la traducción.

Esperamos verle regresar pronto para la lectura.

Muchas gracias

Mide a aquellos que adoran


(English)
“Entonces me fue dada una caña semejante a una vara de medir, y se me dijo: Levántate, y mide el templo de Dios, y el altar, y a los que adoran en él. Pero el patio que está fuera del templo déjalo aparte, y no lo midas, porque ha sido entregado a los gentiles; y ellos hollarán la ciudad santa cuarenta y dos meses.”  (Apocalipsis  11:1-2)

En última instancia este versículo está diciendo que  ahora mismo el Espíritu de Dios está midiendo a los adoradores. El está estudiando a aquellos individuos cuyo tesoro esta en el cielo y  quienes permanecen en el atrio interior del templo de Dios.

Considere: En nuestro mundo de terrores, presiones y trauma, nuestro único refugio existe en la presencia viva de Dios. No debemos aceptar una religión acerca de Dios y asumir que es lo mismo que la presencia viva de Dios.

A éste miraré



(English)
Trascendente y libertadora humildad
De todas las virtudes, Jesús elevó a la mansedumbre por encima de las demás. ¿Por qué? La humildad es lo que abre la  puerta a la gracia: ninguna virtud entra en nuestras vidas, a menos que la humildad le invite a que  entre. Sin humildad, no tenemos sensibilidad o no nos damos cuenta de nuestra necesidad personal; no vemos ninguna razón para cambiar o para apropiarnos de la gracia.

Más todavía, la humildad no solamente el anfitrión de las demás virtudes, es también la esencia de  vida que las  sostiene. Es la humildad que reconoce cuando el amor se está enfriando y es la humildad la que confiesa nuestra necesidad de una mayor fe. Sin humildad, nuestras virtudes se petrifican en  estatuas sin vida en el santuario de nuestro corazón. Así, la humildad sustenta el desarrollo de la verdadera nobleza espiritual. Proporciona  aumento de integridad,  vida y el crecimiento de todas las demás virtudes.

Considere: cuando Sus discípulos le preguntaron “¿Quién es el mayor en el reino de los cielos? Jesús puso a un niño en medio de ellos. Él dijo: " cualquiera que se humille como este niño, ése es el mayor en el reino de los cielos " (Mat 18:1,4). 

Un hombre



(English)
La respuesta de Dios a la intercesión redentora
Cuando Abraham fue confrontado con la posibilidad de la destrucción de Sodoma, él no se subió inmediatamente al  vagón en el tren de la " Destrucción de Sodoma",  en cambio,  fue delante del Señor y oró por misericordia sobre la ciudad. La oración de Abraham es un asombroso estudio del efecto que tiene en el corazón de Dios un intercesor motivado por misericordia. De hecho, mi objetivo aquí es contemplar y  mantener la mirada dentro del corazón de Dios de acuerdo a como es revelado en el dialogo entre el Señor y Abraham.

Cuando miramos la oración de Abraham, descubrimos el increíble poder que se nos ha concedido en la intercesión.  ¿Y qué es esto? Dios está buscando una razón de misericordia que justifique retrasar o cancelar la ira. No debemos tener en poco este principio, porque en el hay gran esperanza para nuestra tierra también. La razón de misericordia para la dilación se encuentra en la compasiva oración de un intercesor.

Un corazón desprotegido


(English)
Sé que unos pocos no prestarán atención a las siguientes observaciones como provenientes de un extremismo. Otros tomaran lo que les estoy presentando y lo exagerarán mas allá de limites legítimos. Pero quiero enfocarme en una razón por la cual algunos líderes sufren serios fracasos morales.  Quiero ofrecer una percepción de cómo todos nosotros, como cristianos, podemos protegernos de un fracaso similar.

La idea de que un líder a quien hemos conocido y amado pueda ser de pronto expuesto en un devastador escándalo, parece incomprensible. Ciertamente estos quienes han enseñado a otros podrían enseñarse a sí mismos.  ¿No hay en ellos conocimiento que los hubiese protegido de sus pasiones mundanas?


¿Qué es entonces lo que puede deslizarse en la vida de pensamiento de una persona, entrar a su corazón, y luego crecer con tanta fuerza que un líder está dispuesto a arriesgar todo lo que ha amado y alcanzado en la vida por una simple realización de la carne?  ¿Es solamente pecado? ¿O es algo más profundo—una escasez de discernimiento espiritual—que deja el corazón del líder vulnerable a la manipulación demoniaca?

Cuando los reyes salen a la guerra

(English)
Cuidado con un espíritu de pasividad

Las Escrituras contienen muchos ejemplos del valor de David. Siendo joven, por ejemplo, mientras otros temblaron, David estaba pronto y deseoso de enfrentar a Goliat. David es un ejemplo de uno a quien Dios elije, cuyas pasiones por Dios lo sostuvieron durante la mayor parte de su vida.

Aun así, David también nos proporciona un ejemplo de lo que puede ocurrirle incluso a buenas personas cuando nos rendimos a un espíritu de pasividad. Pues hubo una ocasión cuando David no fue detrás de sus enemigos, y las consecuencias fueron graves. Sucedió porque permitió que un espíritu de pasividad dominara su voluntad.

“Aconteció al año siguiente, en el tiempo que salen los reyes a la guerra, que David envió a Joab, y con él a sus siervos y a todo Israel, y destruyeron a los amonitas, y sitiaron a Rabá; pero David se quedó en Jerusalén” (2 Samuel 11:1).

Durante un tiempo de guerra, el rey permitió que un espíritu de pasividad inmovilizara su alma. Prontamente encontramos a este gran rey guerrero casi incapaz de resistir el ataque espiritual desplegado.

Elías, Jehú y la guerra contra Jezabel

(English)
Hay una guerra, una guerra muy antigua, entre el espíritu de Elías, y el espíritu de Jezabel. En esta batalla tan antigua como el tiempo, Elías representa los intereses del cielo: el llamado al arrepentimiento y el regreso a Dios. Por el contrario, Jezabel representa ese principado único del infierno cuyo propósito es obstaculizar la profunda obra de Dios en la iglesia.

Nuestra nación está del lado vencedor
Para comprender el conflicto entre el espíritu de Elías y el espíritu de Jezabel, debemos entender estos dos enemigos tal como se ven en las Escrituras. Cada uno es la antítesis espiritual del otro. ¿Es Elías un audaz? Jezabel es descarada. ¿Es Elías cruel e inhumano con respecto del mal? Jezabel es maligna y rencorosa hacia la justicia. ¿Habla de las formas, los caminos y la Palabra de Dios? Jezabel está llena de sistemas de hechicería y de palabras de engaño. La guerra entre Elías y Jezabel continúa hoy. Los principales guerreros a cada lado son los profetas de ambos enemigos; el alma de nuestra nación está del lado vencedor.

En la tradición de Samuel, Elías era la cabeza de la escuela de profetas. Bajo el estaban los hijos de los profetas,- literalmente cientos de videntes y ministros proféticos- que proclamaban la Palabra del Señor. En esta guerra, sin embargo, Jezabel, de manera depravada y en forma sistemática, había asesinado a todos los siervos de Dios, hasta que quedo solo Elías. (Ver 1 Reyes 18:22). Elías, como el último de los profetas, reto entonces a los 450 profetas de Baal y a los 400 de Asera para una demostración de poder: sus dioses contra el poder del Señor.

Ejército de adoradores

(English)
Cuando las escrituras se refieren a los “huestes celestiales”, generalmente pensamos en un “coro de ángeles”. La palabra “hueste” en la Biblia, significo “ejercito” (Josué 5: 13-14) Es una verdad importante: las huestes del cielo son ejércitos adoradores. Sin lugar a dudas, ninguno que no sea primero un adorador de Dios, puede hacer guerra espiritual. 

El asunto central en la tribulación: la adoración 
Uno no tiene que ir profundo dentro de la revelación de Juan en Apocalipsis para descubrir que tanto Dios como el diablo están buscando adoradores. (Ver Apocalipsis 7:11; 13:4; 14:7,11). Vez tras vez, nuevamente la línea se traza entre aquellos que “adoran a la bestia y a su imagen “y aquellos que adoran a Dios. 

En la última gran batalla previa al regreso de Jesús, el resultado de la vida de cada hombre será medido de acuerdo al grado de adoración: en medio de la batalla espiritual y las luchas ¿ante quién me inclinare, Dios o Satanás? 

Aun, cuando esta guerra espiritual terminara con el establecimiento del Reino de Dios en la tierra (Ver Apocalipsis 11:15), debemos darnos cuenta que la esencia de la batalla es el asunto central en nuestra guerra espiritual hoy. ¿Adoraremos fielmente a Dios durante los ataques satánicos y la tentación? Verdadera adoración debe surgir ahora en el contexto de nuestras vidas diarias, porque ningún hombre que se queja durante las meras escaramuzas del hoy, adorara en las grandes batallas del mañana. 

Los tres campos de la lucha espiritual

(English)
Introducción
Este es un libro sobre la guerra espiritual. Sin embargo, antes de seguir adelante, tengo dos preocupaciones. La primera es nuestra necesidad de sabiduría. Hay un antiguo proverbio europeo que es digno de atención. Dice: “La edad y la perfidia siempre derrotarán a la juventud y al celo.” Antes de comprometernos en la guerra espiritual, deberíamos saber esto acerca de Satanás: es un enemigo viejo y extremadamente pérfido. Por otra parte, la fuerza de casi todos los cristianos está sobre todo en el idealismo y en un fervor que no se ha puesto a prueba. No es necesario que pase mucho tiempo, por lo general de cinco a diez años en el ministerio, y casi todo el celo se habrá desvanecido. Imperceptiblemente, el llamado ministerial se ha deteriorado pasando de un caminar con visión a un mero oficio.

Sucedió que el celo, por sí mismo, desafió la falsedad del infierno y perdió. El brillo de la visión juvenil se empañó bajo los negros nubarrones de los implacables ataques satánicos. Con el peso del desaliento y la frustración creciente, se aumentaron los términos medios y la liviandad, y con ello vino la iniquidad y la atadura espiritual.

El refugio de Dios


(English)
Hay un lugar de inmunidad para el creyente, una fortaleza espiritual en Cristo que nos protege de los ataques del maligno. Para aquellos que permanecen en esta fortaleza de Dios, el ataque del maligno no los toca. Aquí, en esta secreta morada  con el Todopoderoso, estamos ocultos de los efectos de la lengua del acusador; estamos al abrigo de la asignación del destructor.

El diccionario define a la palabra inmunidad como: la libertad o exención, tanto de una condena, carga, tarea o mal”. Esa es la forma en que el Dios viviente quiere que caminen sus hijos en libertad de la penas y cargas del pecado, libres de las tareas de la religión legal, protegidos y triunfantes de los asaltos del maligno.

Examina la Biblia. Encontraras cientos de ejemplos de la protección amorosa de Dios. Cada vez que el Señor llamo al pecaminoso Israel para que volviera a El, fue urgiéndolo a que retornara a la protección de Dios; cada vez que ellos respondían, nuevamente estaban seguros dentro de la Fortaleza de Dios. Las escrituras dicen,…”los envolvió en sus brazos, los instruyo y los cuidó como a la niña de sus ojos” (Deut. 32:10, NIV).

Amor: El conservante de Dios

(English)
¿Ha visto alguna vez un carro de supermercado lleno de latas de comida abolladas? La mayoría han perdido sus etiquetas. Lo que le ocurrió a estas latas es que la presión atmosférica externa a la lata fue mayor que la presión interna, haciendo que la lata colapsase. La lata no pudo resistir la presión.

Hoy en día, muchas personas no pueden resistir el estrés y las presiones de la vida: presiones financieras, criar una familia, temor de guerras o ataques terroristas, nuevas enfermedades y más y más. Como resultado, la gente se desmorona. 


Conociendo nuestros corazones

Nuestra búsqueda es no sólo por  conocer el corazón de Dios, sino por conocer nuestros propios corazones a la luz de Dios. De hecho, mientras más me acerco al corazón de Dios, el fuego de Su presencia comienza una obra de purga dentro de mí, y en la inmensidad de sus riquezas, aparece mi pobreza. El salmista escribió: " ¿Quién subirá al monte del Señor? ¿Y quién podrá estar en su lugar santo?  El de manos limpias y corazón puro; el que no ha alzado su alma a la falsedad, ni jurado con engaño." (Sal. 24: 3-4).

No podemos ni siquiera encontrar  el monte de Jehová, y mucho menos subir, si hay engaño en nuestro corazón. ¿Cómo se puede servir en el lugar santo de Dios si su alma es inmunda? Son sólo los puros de corazón que perciben a Dios.  Ascender hacia Dios es entrar en un horno de  verdad donde la mentira es extraída de nuestras almas. Para permanecer en el lugar santo debemos morar  en la honestidad, incluso cuando una mentira parece poder  salvarnos. Cada paso ascendente  hacia  el monte de Dios es un presionar  de nuestras almas hacia una  mayor transparencia, una visión más perfecta hacia los motivos de nuestros corazones.

Siendo preparados para Dios

(English)
El último, gran mover del Espíritu Santo se caracterizara por hombres y mujeres quienes han sido preparados por Dios para Dios.


Nosotros nos hemos entregado a la oración por avivamiento; hemos estudiado y descubierto el Corazón del Señor por los perdidos.  Sin comprometer las verdades básicas del evangelio, la gracia nos ha ensenado a hacer el mensaje de Cristo apropiado a nuestro tiempo y necesidades. Sin embargo, a pesar de toda nuestra preparación, todavía tenemos que preparar nuestros corazones para Dios mismo.

Anhelamos ser enviados por el Todopoderoso a alguna tarea grande – un milagro que lleve una ciudad entera hacia el arrepentimiento o alguno acto de servicio significativo. No obstante, la mayor tarea que le espera a la iglesia no es ser enviada por Dios sino en realidad venir a El.

En realidad, hemos asumido un extraño rol: Creemos que somos los guardaespaldas del Señor. Armados con las doctrinas de nuestra fe, nos programamos para defender a Cristo contra la blasfemia, la herejía o la información equivocada.  Más aun, al buscar hacer frente y confrontar las herejías de nuestro tiempo, nos hemos posicionado de espaldas al Omnipotente. Si nos volviésemos y fijáramos nuestra mirada en El, veríamos que El no necesita la protección del hombre, ni jamás el hombre ha sido una amenaza para el Altísimo.  Ciertamente, si dejáramos de esforzarnos, incluso por un momento, nos daríamos cuenta que Su mirada nunca nos ha dejado. El espera nuestro amor sin división.

Siendo preparados para Dios

(English)
El último, gran mover del Espíritu Santo se caracterizara por hombres y mujeres quienes han sido preparados por Dios para Dios.

Nosotros nos hemos entregado a la oración por avivamiento; hemos estudiado y descubierto el Corazón del Señor por los perdidos.  Sin comprometer las verdades básicas del evangelio, la gracia nos ha ensenado a hacer el mensaje de Cristo apropiado a nuestro tiempo y necesidades. Sin embargo, a pesar de toda nuestra preparación, todavía tenemos que preparar nuestros corazones para Dios mismo.

Anhelamos ser enviados por el Todopoderoso a alguna tarea grande – un milagro que lleve una ciudad entera hacia el arrepentimiento o alguno acto de servicio significativo. No obstante, la mayor tarea que le espera a la iglesia no es ser enviada por Dios sino en realidad venir a El.

En realidad, hemos asumido un extraño rol: Creemos que somos los guardaespaldas del Señor. Armados con las doctrinas de nuestra fe, nos programamos para defender a Cristo contra la blasfemia, la herejía o la información equivocada.  Más aun, al buscar hacer frente y confrontar las herejías de nuestro tiempo, nos hemos posicionado de espaldas al Omnipotente. Si nos volviésemos y fijáramos nuestra mirada en El, veríamos que El no necesita la protección del hombre, ni jamás el hombre ha sido una amenaza para el Altísimo.  Ciertamente, si dejáramos de esforzarnos, incluso por un momento, nos daríamos cuenta que Su mirada nunca nos ha dejado. El espera nuestro amor sin división.

La obsesión divina


(English)
Hay tres categorías básicas de cristianos. El grupo más numeroso está formado por personas que, a pesar de que tratan de evitar la oscuridad en el mundo, no tienen esperanza de que el mundo pueda ser redimido.
Asumiendo que el regreso de Cristo es inminente, se apartan hacia lo que parece un refugio de apatía con respecto al mundo no cristiano que les rodea. Sin embargo, la mayoría no son en verdad apáticos. Sus almas, como la de Lot, son atormentadas por la conducta de hombres sin principios (2 Pedro 2: 7-8). Su compasión, sin embargo, aunque limitadamente está encendida. Limitado. Rara vez se extienden más allá de las necesidades de su familia inmediata y amigos más cercanos. Ellos aman al Señor, pero no saben cómo o qué hacer para cambiar la sociedad o incluso positivamente impactar sus vecindarios.

El segundo grupo de cristianos se compone de los que prefieren vehementemente denunciar las tinieblas que adaptarse a ella. Aunque mucho menor en número que los primeros, no son  de ninguna manera apáticos; de hecho, aparecen como lo exactamente opuesto. Se enfurecen  por la depravación de los impíos y protestan por la audacia de los malos. Golpean el púlpito y el pavimento;  tanto vocal como visiblemente. Sin embargo, su capacidad de transformar su cultura es, en su mayor parte, neutralizada por  su negatividad y  rabia. Son despedidos como extremistas enjuiciadores. La mayoría de los pecadores simplemente no pueden soportar la dureza de su enfoque.

Ame sólo a uno

(English)
Hemos afirmado que el verdadero  discernimiento espiritual proviene de conocer la mente de Cristo. Permítame hacer de esta búsqueda lo más practica posible: Si buscamos conocer los motivos de Cristo, prontamente percibiremos Sus pensamientos, porque los pensamientos existen para cumplir los motivos. Jesucristo vino al mundo no, “para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por E” (Juan 3:17). Así, si verdaderamente comprendemos el amor que motivo a Jesus, escucharemos y comprenderemos Sus pensamientos cada vez más.

O considere las palabras  del apóstol Pablo, “Y esto pido en oración: que vuestro amor abunde aún más y más en conocimiento verdadero y en todo discernimiento" (Filipenses 1:9). El camino al verdadero conocimiento y en todo discernimiento es poseer abundante amor. Aprendamos a apoyar nuestras cabezas en el pecho de Cristo y escuchar a Su corazón. Porque al escuchar Su corazón, podemos discernir Su amor por aquellos a nuestro alrededor.
 

Sin embargo, reconozco que, para algunos, amar a otros como Cristo nos ha amado permanece como un ideal demasiado lejano de alcanzar. Por lo tanto comencemos de a poco y llevemos esta tarea cerca de nuestro hogar. En lugar de intentar amar a todos, vamos a reducir el reto y determinémonos a amar a una sola persona. Ahora, no quiero decir que dejemos de amar a aquellos que ya amamos. Quiero decir  añada a una sola persona a su corazón y suelte su amor a ese individuo en una forma más similar a Cristo.

El propósito divino


(English)
“Y sabemos que para los que aman a Dios, todas las cosas obran para bien, esto es, para los que son llamados conforme a Su propósito" (Rom. 8:28).

Incluso antes de venir a Cristo, la frase, " todo obra para bien", era un mecanismo de supervivencia conocido para los males de la vida. Sin embargo, esta verdad espiritual realmente no es una promesa para todos. Lo que quiero decir es que hay muchas cosas en la vida - cosas horribles - que no están obrando para bien: Millones mueren que no van al Cielo. Otros languidecen en prolongada agonía, sufren de enfermedades inenarrables, trauma físico o guerra. Que del aborto, la trata de personas y la adicción a las drogas? ¿Obran estos para bien?

Vea usted, Romanos 8:28 no es una promesa dirigida a todo el mundo;  de hecho, se dirige  a una categoría única de cristianos: "los que aman a Dios " y que abrazan un estilo de vida ", de acuerdo a su propósito. " Por lo tanto, examinemos nuestros corazones y preguntémonos honestamente: ¿Estoy amando a Dios y tratando de alcanzar Su propósito en mi vida?

¿Qué dice Jesús?


(English)
Gran ganancia

Debemos volver a aprender como pensar. Debemos aprender a hacer una pausa antes de hablar – darnos un momento para entrar al lugar secreto de la presencia de Dios – y luego escuchar lo que Jesús tiene que decir. Al escuchar, creamos la oportunidad para oír la voz del Señor; posicionados delante de Él podemos recibir respuestas, sabiduría y revelación que de otra manera no discerniríamos.

 Ciertamente, al hacer uso del don de discernimiento, podemos contrarrestar el avance del enemigo y revertir las ganancias que de otra manera hubiese el obtenido.  Considere la historia de los evangelios de la mujer sorprendida en adulterio (Juan 8:1-11). Como expertos en la ley mosaica, los fariseos supieron perfectamente que la mujer había pecado.  Deseando desacreditar públicamente a Jesús, la trajeron a Él con la esperanza de, quizá, probarlo hereje:

"Maestro, esta mujer ha sido sorprendida en el acto mismo del adulterio.Y en la ley, Moisés nos ordenó apedrear a esta clase de mujeres; ¿tú, pues, qué dices?” --Juan 8:4-5