Un propósito: Revelar la plenitud de Cristo

La virtud de cualquier institución no es tanto sus doctrinas o su estructura, sino que reside en la calidad de las personas que produce.

Una unción nueva y fresca
Algunos de ustedes han estado luchando, sin saber lo que Dios tiene para usted. Han pasado por una temporada en la cual el Señor les ha revelado la necesidad que tienen de El en forma muy dramática.  Jesús mismo ha estado cerca de usted; sin embargo, Su cercanía no fue  simplemente en forma de  bendiciones externas sino en la forma de Su cruz. Sin embargo, usted se ha deleitado en esto, porque  el camino de la cruz se ha convertido cada vez más en el camino de su vida.

Al mismo tiempo, muchas de sus ideas y programas que antes parecían convincentes ahora parecen débiles e ineficaces. Incluso algunos de sus temas cristianos favoritos, así como el gobierno de la iglesia en general, han sido reducidos a una definición más pura simple del cristianismo. Usted simplemente desea conocer a Jesús. Debido a que este quebrantamiento ha sido Dios obrando en usted, usted ha sido levantado.


A través de estos cambios que ha experimentado, la convicción ha crecido aun más: su meta es ver el carácter de Jesucristo. Su mansedumbre, Su autoridad y Su amor manifestado en su vida. Usted ha descubierto que cualquier otro programa o actividad que no revele a Jesús es “obra muerta”, aunque bien intencionado, estas obras muertas carecen del  poder de transformar a las personas.

La verdad es que el Espíritu Santo le está preparando para una unción nueva y fresca del Señor. Dios le  usará para inspirar la búsqueda de la santidad en la Iglesia y para derrocar las fortalezas demoníacas en su ciudad.


Adaptado del libro When the Many Are One por el Pastor Frangipane.

Traducción y edición: Gabriela Rabellino.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario