Ame sólo a uno

(English)
Hemos afirmado que el verdadero  discernimiento espiritual proviene de conocer la mente de Cristo. Permítame hacer de esta búsqueda lo más practica posible: Si buscamos conocer los motivos de Cristo, prontamente percibiremos Sus pensamientos, porque los pensamientos existen para cumplir los motivos. Jesucristo vino al mundo no, “para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por E” (Juan 3:17). Así, si verdaderamente comprendemos el amor que motivo a Jesus, escucharemos y comprenderemos Sus pensamientos cada vez más.

O considere las palabras  del apóstol Pablo, “Y esto pido en oración: que vuestro amor abunde aún más y más en conocimiento verdadero y en todo discernimiento" (Filipenses 1:9). El camino al verdadero conocimiento y en todo discernimiento es poseer abundante amor. Aprendamos a apoyar nuestras cabezas en el pecho de Cristo y escuchar a Su corazón. Porque al escuchar Su corazón, podemos discernir Su amor por aquellos a nuestro alrededor.
 

Sin embargo, reconozco que, para algunos, amar a otros como Cristo nos ha amado permanece como un ideal demasiado lejano de alcanzar. Por lo tanto comencemos de a poco y llevemos esta tarea cerca de nuestro hogar. En lugar de intentar amar a todos, vamos a reducir el reto y determinémonos a amar a una sola persona. Ahora, no quiero decir que dejemos de amar a aquellos que ya amamos. Quiero decir  añada a una sola persona a su corazón y suelte su amor a ese individuo en una forma más similar a Cristo.

Esta persona puede ser un vecino, o un amigo descarriado; podría ser un conocido enfermo o un anciano de la iglesia.  El individuo puede ser un niño en dolor físico o emocional. (No es mi sugerencia que se enfoque en un individuo del sexo opuesto). El Señor le guiara. El pondrá una persona en su corazón y le dará la gracia de crecer en amor.

Tome el experimento sin buscar cambiarlos, a menos que ellos mismos pidan consejo. Ore cada día por ese individuo. Y mientras usted escucha a la voz del amor de Dios, algo dentro de usted florecerá y naturalmente se abrirá hacia superiores niveles de discernimiento. 
 Inspirados por Dios, impulsos e ideas nacidas del amor también aumentaran en su relación con otros. En verdad,  y el conocimiento y revelación que ganara por amar solamente a uno se volverá en un catalizador natural en amar a muchos.

El discernimiento crecerá y madurara incluso mientras usted ama solo a uno.

El mensaje precedente fue adaptado del  libro de Francis Frangipane
 Spiritual Discernment and the Mind of Christ  (aun no disponible en español).  Disponible en  www.Arrowbookstore.com

Traducción y edición: Gabriela Rabellino

No hay comentarios.:

Publicar un comentario