Votando por el menos malo


Por el Pr. Brad Sherman

Si usted es como yo, ha sido difícil  conseguir entusiasmarme con las próximas elecciones aquí en los EE.UU. Sin embargo, lo siguiente es de parte de un buen amigo, Pst Brad Sherman. Brad presenta algunas consideraciones que pensé valía la pena compartir. – Francis

 
“…ha llegado el momento en que los cristianos deben votar por hombres honestos y tomar consistente terreno en la política... los cristianos han sido demasiado culpables en este asunto. Pero ha llegado el tiempo en que deben actuar de manera diferente…” Charles Finney

 

Finney dice que votemos por aquellos que son " honestos”. Algunos pueden argumentar que no tenemos esa opción. Bueno, es  probable que haya un poco de latrocino operando en todos nosotros,  simplemente acabamos dándole un nombre agradable o  alguna otra cosa. Pero cuando observo  a las dos opciones que se nos han dado, la honestidad es una de las diferencias más claras. La falta de honradez en una opción, lo cual es obvio para todos menos para los que se niegan a verlo, está operando detrás de una fachada de secretos, mentiras y archivos borrados. El otro es brutalmente honesto, dice las cosas como son y lo que usted ve es lo que obtendrá. Él es tan honesto que es difícil de tragar a veces - o refrescante - dependiendo de cómo se lo mire. Lo que ve, es lo que tiene.

Quien no se ofende

Por Francis Frangipane
(English)

Os daré corazón nuevo, y pondré espíritu nuevo dentro de vosotros; y quitaré de vuestra carne el corazón de piedra, y os daré un corazón de carne. (Ezequiel 36:26)

Dios tiene un nuevo corazón para nosotros que no se puede ofender, un corazón “inatendible.” Amados, poseer un corazón que no se ofende no es una opción o un lujo; no es una cosa pequeña. Un corazón ofendido está en peligro de tornarse en un “corazón de piedra.”

Considerad: Jesús nos advierte que, a medida que nos acerquemos al final de los tiempos, la mayoría de las personas se ofenderán de tal manera que se apartarán de la fe. Escuchad con atención su advertencia:

“Muchos tropezarán entonces, y se entregarán unos a otros, y unos a otros se aborrecerán... y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará” (Mateo 24:10-12).

Tocar el corazón de Dios


Por Francis Frangipane
(English)

Hay tres categorías básicas de cristianos. El grupo más numeroso está formado por personas que, a pesar de que tratan de evitar la oscuridad en el mundo, no tienen esperanza de que el mundo pueda ser redimido. Asumiendo que el regreso de Cristo es inminente, se apartan hacia lo que parece un refugio de apatía con respecto al mundo no cristiano que les rodea. Sin embargo, la mayoría no son en verdad apáticos. Sus almas, como la de Lot, son atormentadas por la conducta de hombres sin principios (2 Pedro 2: 7-8). Su compasión, sin embargo, aunque limitadamente está encendida. Limitado. Rara vez se extienden más allá de las necesidades de su familia inmediata y amigos más cercanos. Ellos aman al Señor, pero no saben cómo o qué hacer para cambiar la sociedad o incluso positivamente impactar sus vecindarios.