" No lo recuerdo"



Por Francis Frangipane
(English)

¡Cuán poco comprendemos acerca de la eternal redención! ¿Cuántas veces nos perdonara Dios? Si realmente ha usted establecido su Corazón en seguirlo a Él, El cancelara sus pecados con tanta frecuencia como usted se lo pida. ¿Lo perdonará del peor pecado  en el cual pueda usted pensar? ¡Si! Puede que tenga usted que vivir con las consecuencias de  su fechoría, pero el poder redentor de Dios es tal que, aun en su pecado, hay muchas cosas de valor a ser reclamadas. En cuanto al pecado mismo, si profunda y sinceramente se arrepiente usted de él, no solo lo perdonara Dios,  El lo hará volar de Su memoria.

Permítame compartir una experiencia. Un cierto hombre de Dios había sido dotado con  el don de revelación dentro de la vida de las personas. Durante un servicio a la noche les ministro a un pastor Presbiteriano y a su esposa.  A través del don del Espíritu Santo, el revelo el pasado de la pareja, descubrió su situación presente y les compartió luego lo que iba a ocurrir. Esta obra de Dios impresiono de gran manera a la pareja, y al cumplirse las profecías, un mes más tarde el ministro Presbiteriano trajo otros dos pastores, cada uno con su esposa, a otro servicio para ministración personal.

Cuando se cumpla la pascua en el reino de Dios



Por Francis Frangipane
(English)

¿"Pascua actual” o “Pascua”?
Todos sabemos que la iglesia primitiva no celebraba la Pascua con caramelos de goma, conejos de chocolate y pollitos de malvavisco.  Los cristianos primitivos celebraron la resurrección de Cristo y el Nuevo Pacto que fue cumplido por Jesucristo en la Pascua primera.

La palabra “Easter” (utilizada hoy día en muchos lugares) en realidad proviene del anglosajón  Eastre, la diosa de la primavera. Al expandirse el Cristianismo, a fin de evitar conflictos con las tradiciones locales, la iglesia primitiva incorporo varios feriados paganos dentro de la cultura de la iglesia.  Obviamente, los huevos de colores, los conejos y pollitos no eran símbolos de la resurrección sino de hecho parte de los ritos paganos de fertilidad celebrados durante la primavera.

 A pesar que la mayoría de los cristianos, incluido yo mismo, todavía nos referimos a la estación de la resurrección de Cristo como “Easter”, en mi corazón yo miro más allá de las raíces culturales de algunos de estos asuntos y  gentilmente guio  la atención de todos hacia el gran milagro que hemos venido a celebrar: la resurrección de Cristo. 

Cuidado con la fortaleza del amor frío


Por Francis Frangipane
(English)

¿Esta  tu amor aumentando y volviéndose más tierno, más atrevido y más visible? ¿O se ha vuelto más discriminador, más calculador, menos vulnerable y menos disponible? Este es un asunto muy importante, pues nuestro cristianismo solamente es tan verdadero como lo sea nuestro amor. Una notable disminución en nuestra capacidad de amar evidencia que estamos desarrollando una fortaleza de amor frio en nosotros.

Jesús nos advirtió acerca de nuestro tiempo. Él dijo: “Muchos tropezaran entonces, y se entregaran unos a otros, y unos a otros se aborrecerán. Y muchos falsos profetas se levantaran, y engañaran a muchos; y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriara" (Mateo 24: 10-12). Por lo tanto, pidámosle honestamente al Señor que nos examine: ¿Es nuestro amor frio o caliente? La falta de consideración de otra persona puede habernos herido profundamente, pero en vez de perdonar la herida o acercarnos a ellos y discutirlo de acuerdo a Mateo 18, vamos a otros con nuestra queja. Entonces la herida comienza a germinar una raíz de amargura, y muchos están siendo engañados (Heb 12:15). Lo que está creciendo en nosotros no es amor sino amargura, la cual es una venganza sin realización.